Zelenski denunciará en la ONU y en España más matanzas como la de Bucha en busca de sanciones efectivas contra Rusia

¿Cuántas ‘Bucha’ puede haber en Ucrania? Las imágenes de cadáveres maniatados, mutilados y fusilados esparcidos por calles de esta ciudad, la negra premonición de que podría haber matanzas de civiles similares en localidades todavía por recuperar tras el repliegue ruso, siguen conmocionando al mundo, alejando las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania y meterán este martes a la ONU de lleno en el conflicto.

En la retina del mundo siguen fijados los cuerpos sin vida de hombres junto a una bicicleta o en el interior de un coche, vecinos que dejaban su escondite de los rusos por unos minutos para buscar comestibles o mantas y que murieron acribillados.

El Gobierno de Ucrania cifra en “más de 4.000” los “crímenes de guerra” cometidos por parte de las fuerzas rusas desde el inicio de la invasión el pasado 24 de febrero. En Irpin suman más de 300 civiles asesinados, lo mismo se teme de Borodyanka y así en varias ciudades del noroeste del país cercadas por los rusos este último mes. Son las otras Bucha.

Las autoridades ucranianas dicen qu “los ocupantes hicieron cosas que los lugareños no habían visto ni siquiera durante la ocupación nazi hace 80 años“. 

Mientras tanto, Rusia continúa gritando a los cuatro vientos que el Gobierno de Ucrania es quien manipula a periodistas occidentales crédulos.

Contra la manipulación rusa

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, visitó Bucha el lunes precisamente para desmontar las “mentiras” rusas sobre manipulación de los muertos en la ciudad. Y con el objetivo de que la brutalidad movilice las conciencias, principalmente, en la UE, a la que hoy piensa volver a pedir sanciones efectivas a Rusia frenar la ofensiva contra su país.

En la agenda de Zelenski de este martes 5 de abril figura la ONU y una videoconferencia en el Congreso de los Diputados español. Pero el público objetivo de su discurso será sobre todo el alemán, cuyo Gobierno considera que está lastrando las únicas sanciones que podrían ayudar a parar la guerra, las que afectan al veto del gas ruso.

Investigación de la masacre de Bucha

Zelenski denunciará genocidio en Bucha. Cuando Ucrania ha anunciado que hace todo lo posible para “identificar a todos los militares rusos involucrados en estos crímenes lo antes posible. Todo para castigarlos. Este será un trabajo conjunto de nuestro país con la Unión Europea y las instituciones internacionales, en particular con la Corte Penal Internacional”, según su presidente.

Estados Unidos dijo el lunes que se unió a un equipo internacional para documentar los supuestos crímenes de guerra cometidos por Rusia en Ucrania, pero evita hablar todavía de “genocidio” en el caso de la masacre en las afueras de Kiev.


Pese a que por ahora EE UU no ha visto pruebas de que las “atrocidades” rusas en Ucrania lleguen a la categoría de “genocidio”, sí opina que deben juzgarse como crímenes de guerra en la Corte Penal Internacional.

“Hemos visto atrocidades, y hemos visto crímenes de guerra. Todavía no hemos visto una privación sistemática de la vida del pueblo ucraniano que se eleve al nivel de un genocidio. Pero eso es algo a lo que seguiremos atentos”, indicó Sullivan.

Su presidente, Joe Biden, evitó también utilizar la palabra “genocidio” cuando le preguntaron por la matanza en la ciudad de Bucha, y dijo que de lo que acusa a Rusia es de incurrir en “crímenes de guerra” contra civiles.

¿Qué se debate en Naciones Unidas?

La reunión sobre Ucrania en Naciones Unidas estaba prevista de antemano, pero se ha añadido al orden del día la petición rusa y otra de Ucrania de hablar sobre Bucha. Rusia afirma que los cuerpos esparcidos en las calles son propaganda ucraniana y está contrariada porque la ONU haya convocado a las dos partes, en lugar de dos reuniones diferenciadas.

Entre las medidas que podría afrontar Rusia es su suspensión en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Zelenski ante el Parlamento español

La intervención de Zelenski ante las Naciones Unidas coincide con la programada esta tarde (a las 17.00 horas) en el Congreso de los Diputados en España, invitado por su presidenta Meritxell Batet.

Es previsible que el presidente de Ucrania vuelva a reclamar un apoyo contundente de los países de la Unión Europea.


El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

Tras la intervención de Zelenski, Pedro Sánchez tomará la palabra para trasladar al presidente ucraniano su apoyo en esta guerra y su decisión de que el presidente ruso, Vladimir Putin, sea juzgado por crímenes contra la humanidad.

La UE, dividida por las sanciones al gas ruso

En materia de sanciones, Bruselas está inmersa en la preparación de una nueva ronda “con carácter de urgencia” como consecuencia directa de la masacre de Bucha. El corte de suministros de energía rusos, que vaciaría las arcas rusas, está sobre la mesa de debate, pero sin consenso. Pero hoy se habla de una vía intermedia consistente en vetar el petróleo, pero no el gas, del que Austria o Alemania son altamente dependientes.

Los Veintisiete, eso sí, apoyan “plenamente” la investigación iniciada por el fiscal de la Corte Penal Internacional sobre crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, así como el trabajo de la Comisión de Investigación de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El giro de la guerra en terreno ucraniano

En cuanto a la invasión rusa en Ucrania, la inteligencia estadounidense asegura en que ha dado un vuelco con la decisión de Moscú de reubicar las tropas de las inmediaciones de Kiev. Según Sullivan, Rusia está “revisando sus objetivos” y ahora planea centrarse en el este —donde se encuentra la región del Donbás—, en vez de tratar de invadir todo el país.

“Es muy probable que la próxima fase en este conflicto sea larga. No deberíamos caer en el engaño de que Rusia ajustará sus tácticas, que han incluido y probablemente seguirán incluyendo ataques descarados y sin sentido contra objetivos civiles”, indicó.

En la misma línea, el portavoz del Pentágono, John Kirby, confirmó que la mayoría de grupos tácticos rusos de las afueras de Kiev han comenzado a reubicarse en otras zonas, por lo que “ha disminuido” la amenaza de una ocupación rusa de la capital, que era uno de los principales objetivos del Kremlin al inicio de la invasión.

MÁS INFORMACIÓN