“Yo nunca le dije un insulto”


El youtuber Frank Cuesta y la divulgadora científica Ana Jiménez protagonizaron el pasado jueves una discusión en Twitter que llegó demasiado lejos. Al cruce de acusaciones entre ambos se sumaron las reacciones de cientos de usuarios, hasta el punto de que la tuitera, conocida en la plataforma como @Mylestring, decidiera cerrar todas sus redes sociales. El conductor de Wild Frank sigue opinando sobre el tema en sus perfiles, mientras Myles pide que se le denuncie por promover odio contra ella. Los dos se acusan mutuamente de “acoso”.

Aunque habían discutido en Twitter en ocasiones anteriores, ninguna de sus broncas había alcanzado la magnitud de la última. Jiménez llevaba un tiempo criticando el trato de Cuesta a los animales y cuestionando sus argumentos partiendo de una base científica y consultando fuentes especializadas, tal y como ella misma asegura a 20minutos. El pasado 12 de julio, tuiteó que el streamer “es un facha de cuidado que además no sabe nada de tratar con animales” –en una entrevista dijo que pensaba votar a Vox-. Él le contestó hace unas horas con un vídeo de dieciséis minutos denunciando que lo “acosa”. La polémica ya estaba servida.

“Si quieres hablar, si quieres debatir, demuéstrame que has hecho algo en la vida”, le espetó. Aunque reúne cerca de 30.000 seguidores en Twitter -Cuesta supera los 628.000-, es posible que muchos no sepan quién es esta tuitera. Nacida en Priego de Córdoba, en 1996, es estudiante de Biología en la Universidad de Granada y está especializada en mamíferos marinos. En sus redes sociales -aparte de Twitter usa Instagram, TikTok y YouTube- añade que es divulgadora científica y escritora -ha escrito Azul vivo y en Genes-. Por todo ello, defiende que tiene derecho a opinar sobre temas relacionados con el campo en el que se mueve.

“En lo que me baso es en los testimonios de la gente de la que aprendo y lleva mucho tiempo trabajando con animales. No es porque yo diga las cosas. Hay un conocimiento general de la gente que se dedica a la zoología, a la herpetología, a la etología… Se ha metido conmigo porque he sido la que le venía más fácil como víctima. Cuando este señor dice que hay que cazar lobos y yo le contesto, yo no estoy inventándome nada”, afirma.

Jiménez se refiere al primero de sus enfrentamientos: “Todo empezó, creo, hace un año o así. Me suena que sacaron una ley para proteger al lobo y dijo que eso era una barbaridad, que los lobos se comían al ganado. Yo, como bióloga que tiene una filosofía muy conservacionista, puedo citar a otros profesionales que estudian el ganado y a los lobos, que hacen mucha falta, y que es muy infrecuente que ataquen al ganado”.

La divulgadora afirma que Cuesta “estaba transmitiendo un mensaje erróneo cuando decía que había que cazar lobos porque era bueno para el ecosistema”. Por ello hizo un hilo rebatiéndole, y él le respondió. “Eso le sentó fatal y me tiró a sus seguidores encima, pero, como fue algo puntual, no se fue de madre”.

Comienzo del hilo de Ana Jiménez.
CEDIDA / TWITTER

“Jamás le dije una mala palabra ni un insulto, simplemente le dije ‘aquí te estás equivocando, Frank’, y ya está. A eso se refiere cuando dice que lo estaba acosando. Además, en ningún momento les dije a sus seguidores ‘tiraos encima’. Nunca incité a nadie a decir nada de nada”, lamenta, pues asegura que está recibiendo “mucho odio” en Internet y que, de hecho, le han suplantado la identidad en una aplicación de citas -este medio ha tenido acceso a los mensajes usuarios de una App-.


Frank Cuesta, en un vídeo de su canal de YouTube.

Asimismo, admite que, más allá de criticar su trato a los animales, también ha mostrado abiertamente su rechazo hacia Cuesta por “votar a Vox”. “Cité un vídeo suyo en el que en Twitch habla de que si negro, que si maricón… No tenía casi interacciones hasta que decidió publicar el vídeo de dieciséis minutos”, explica.

Jiménez agradece que, pese a las interacciones negativas que ha estado recibiendo, cuenta con el apoyo de numerosas personas, entre ellas, expertos en la herpetología, quienes, recuerda, en varias ocasiones han denunciado el trato del extenista a los reptiles.





MÁS INFORMACIÓN