Windows 10 desinstalará las actualizaciones con fallos de forma automática si no logra arreglarlas


Windows 10

Una imagen de un ordenador con el Windows 10.
ARCHIVO

Los problemas con las actualizaciones de Windows 10 han generado tantos fallos en los dispositivos que Microsoft ha tenido que tomar medidas durante los últimos meses para solventarlos.

La última actualización del sistema ha fastidiado el sonido, el brillo de la pantalla e incluso el arranque de los ordenadores de muchos usuarios, por lo que terminó por utilizar una IA que los solucionara automáticamente. Si esto no ocurre, la actualización se desinstalará automáticamente, tal y como ha informado la compañía en su página de soporte de Windows.

De esta forma, algunos usuarios podrán recibir un aviso explicando que “se han retirado algunas actualizaciones instaladas para recuperar el dispositivo de un fallo de inicio”.

Este mensaje llega gracias al último movimiento de Windows que, cuando detecta un fallo después de una actualización y no lo logra corregir con las recuperaciones automáticas, desinstala la misma.

El sistema también bloqueará las actualizaciones “problemáticas” para evitar fallos en los equipos de sus usuarios y tener un tiempo de al menos 30 días para analizar y enmendar los errores.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook