Venta de autos nuevos supera expectativas


La venta de autos nuevos se está recuperando a un ritmo mayor al esperado por la industria, aunque aún no llega a los niveles previos a la pandemia.

En el acumulado al mes de agosto de 2021 se han vendido 24,731 unidades, lo que representa un crecimiento de 98% respecto a las 12,467 unidades vendidas en 2020, según las cifras que maneja Asociación de Distribuidores de Automóviles de Panamá (Adap).

Este fuerte crecimiento se debe a que las ventas en abril, mayo y parte de junio de 2020 fueron casi nulas porque los concesionarios no tuvieron operaciones a causa de los cierres obligatorios, explicó Anthony Salerno, presidente de la Adap.

Cuando se comparan las cifras acumuladas hasta agosto 2021 con el mismo período de 2019, las ventas reflejan un decrecimiento del 21%. El promedio mensual de este año es de unos 3,100 vehículos, cifra inferior a los casi 4,000 registrados hace dos años.

“Aún estamos lejos de cifras prepandemia, lo cual es entendible, pero si apostamos a la reactivación económica y en gran parte la reactivación de empleos, podemos ver con luces más optimistas la recuperación del sector”, aseguró.

De hecho, esa tendencia de “recuperación saludable” que se observa en lo que va de año, ha llevado al gremio a elevar sus expectativas para el cierre del ejercicio.

Salerno dijo que el objetivo a principio de 2021 era superar 30,000 unidades, pero “por la demanda percibida en los últimos meses confiamos en alcanzar un mercado superior a las 36,000 unidades de autos nuevos vendidos”.

Todo va a depender, no obstante, del reto que enfrenta el sector, con unos niveles reducidos de inventario debido a las limitaciones globales a la cadena de suministro y las complicaciones logísticas, factores que ponen presión a los precios, explicó.

El año pasado, con los concesionarios cerrados, se acumuló inventario por la llegada de pedidos previos. Las distribuidoras ya vendieron ese inventario y ahora, con la demanda reactivándose, los desafíos están en la oferta, tanto en la cadena de producción como en la distribución.

Desde el punto de vista de la comercialización, el sector se ha adaptado a los nuevos requerimientos obligados por la pandemia y ha estado efectuando ferias virtuales, en las que los usuarios pueden encontrar productos, ofertas de financiamiento y seguros de autos en un mercado digital.

Salerno se refirió también al rol que juega la banca en este sector, tanto para financiar las operaciones de los distribuidores como para la compra de los vehículos a los clientes. “La activación del consumo y su financiamiento serán jugadores importantes en la velocidad de recuperación de nuestra economía”, concluyó.



MÁS INFORMACIÓN