Unos $26.5 millones se movilizaron en transacciones durante la Expoturismo


Tras dos años de pandemia por la covid-19, el turismo emerge paulatinamente y la Expoturismo Internacional 2022 así lo demuestra: en su decimoprimera versión (efectuada el 25 y 26 de marzo pasado) se registraron $26.5 millones en transacciones de más de 150 compradores del segmento de turismo de incentivos para reuniones, eventos y convenciones, y el turismo vacacional, según información oficial.

Entre los principales países con los que se realizaron las operaciones destacan Alemania, Francia, España, Argentina, Brasil, Paraguay, Perú, Canadá, Estados Unidos y México, entre otros.

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap) explicó a este medio que en el recinto ferial participaron empresas nacionales e internacionales especializadas en diferentes áreas del turismo, como aquellas dedicadas a las líneas aéreas, operadores turísticos, hoteles y otros establecimientos de hospedajes.

“Durante la Expoturismo se les ofreció a los compradores internacionales postours en diversos sitios turísticos de Panamá, para que conocieran la gama de productos y servicios turísticos del país”, destacó la Cciap.

En la feria se establecieron 120 módulos de exhibición en los que participaron 138 empresas expositoras nacionales e internacionales; además de representaciones internacionales de República Dominicana, El Salvador, Perú, Alemania, España y Estados Unidos.

Por su parte, de acuerdo con el gremio la Expocomer, la Expologística y la Expoturismo llegaron a término con transacciones por el orden de los $127.7 millones.

Un tesoro por explotar

La biodiversidad y la riqueza cultural de Panamá son reconocidas en el mundo, sin embargo, no se explotan como se debería, así lo reconocen los actores involucrados en la industria local.

El presidente de la Cámara de Turismo de Veraguas, Ángelo Solanilla, consideró que el país debe actuar como un empresario que invierte en la “materia prima” para que el negocio turístico prospere.

Solanilla analizó que los proyectos deben estar enfocados en la capacitación de las personas para que sepan cómo tratar al turista. “Mantener las infraestructuras de los sitios para que los visitantes tenga acceso a carreteras, agua potable, una buena recolección de basura o comunicaciones es necesario”.

“El turismo es una industria transversal; cuando hay más turismo hay más construcciones de inmuebles. El productor se beneficia porque hay más demanda de alimentos, electricidad, empleos, más hoteles”, agregó Solanilla a La Estrella de Panamá.

Y no solo se benefician las grandes empresas, también las comunidades, sin embargo, las ganancias son más “difíciles de documentar” porque son reflejadas de forma individual “en cada actor, comunidad” o compañía dedicada al sector, a diferencia del Canal de Panamá, cuyas ganancias son depositadas en el Estado. “Se han dejado de promocionar los destinos que eran nuestros objetivos, que son el 80% de los atractivos ubicados en el interior del país; solo se han promocionado el Canal y la ciudad capital”, concluyó el experto.

Aviturismo: un sector con potencialidades

El director de la Asociación Adopta Bosque, Guido Berguido, opinó que el aviturismo se explota “mínimamente” en Panamá y podría ser de gran atractivo para los visitantes locales e internacionales.

“Podemos contar con los dedos de las manos los esfuerzos que se hacen para promover el aviturismo a pesar de que tenemos un reconocimiento alto, pero no se ha desarrollado, ni siquiera la industria ecoturística”, reprochó Berguido.

El biólogo indicó que Panamá es un país pequeño, pero cuenta con una biodiversidad de aves “muy impresionante, una variedad increíble de ecosistemas y de regiones”. Por su posición alargada comparte territorio con dos “paraísos tropicales”: Costa Rica y Colombia.

El aviturista que visita a Panamá proviene de países como Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, un “poco” de Holanda, Alemania y en “menor escala” de América Latina.

“Las personas atraídas por el aviturismo son muy educadas, tienen un alto poder adquisitivo y una gran conciencia ambiental; les gusta mucho más el ecoturismo y la avicultura”, añadió.

“No se ha logrado que nuestros gobernantes asimilen que en la naturaleza es donde está nuestro mayor potencial. Como biólogos vemos el valor la biofauna y, por ende, de sus ecosistemas. Si supieran el valor del ecoturismo, estarían interesados en conservar los ecosistemas donde ellas habitan”, puntualizó a este medio.

Potenciar las infraestructuras

Para Annette Cárdenas, miembro de la Asociación de Hoteles de Panamá (Apatel), para fortalecer el turismo se necesita una estrategia entre el sector público y el privado en donde se identifique “cómo y dónde se promoverá el sector”.

“Panamá tiene muchos atractivos, pero no todos están listos para recibir turistas de una forma organizada y efectiva. Esto es un tema que se debe desarrollar poco a poco e identificándolos en orden prioritario. Existe un Plan Maestro de Turismo que debe ser la guía”, expuso Cárdenas.

La empresaria añadió que “mientras tanto, la infraestructura que se ha desarrollado con un alto costo debe ser destacada con urgencia, como es el Centro de Convenciones de Panamá o la nueva terminal de cruceros. El mercado de convenciones permea rápida y efectivamente por los volúmenes de participantes que atrae”, resaltó.

Tras el lastre económico ocasionado por la covid-19, Cárdenas recomendó a las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas ajustarse a los cambios. “Las tendencias, comportamientos y expectativas de los viajeros han cambiado mucho postpandemia. Las empresas dedicadas a esta industria deben estar muy conscientes de estos cambios y ajustar sus programas y ofertas”.

La hotelera remarcó que es importante identificar los mercados objetivo donde este “nuevo cliente se encuentra para poder llegarle. Tener las facilidades y equipo correcto para atender es de suma importancia tomando en cuenta las nuevas exigencias del mercado”.

Por otro lado, el presidente de la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel), Raúl Jiménez, abogó porque “el único enfoque válido tiene que ser aumentar la demanda ofreciendo lo que somos y lo que estamos preparados para ofrecer”.

Sin embargo, “el alto desempleo en la industria y las pérdidas millonarias, que continúan, no permiten experimentar más”, dijo.



MÁS INFORMACIÓN