“Uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda”: tiroteos en dos mezquitas dejan al menos 49 muertos | Noticias Univision Tiroteos


Dos tiroteos se produjeron este viernes en la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda, dentro de dos mezquitas mientras se llevaban a cabo ceremonias religiosas, provocando al menos 49 muertos y 20 heridos, informó la policía de ese país en el más reciente balance de víctimas.

“Esto sólo puede describirse como un ataque terrorista”, dijo la primera ministra Jacinda Ardern, al cabo de tres horas de haberse producido el ataque en las mezquitas de Masjid Al Noor y the Linwood Masjid cuando ambos recientos estaban repletos, en el día más importante de rezos musulmanes.

En la mezquita de Masjid Al Noor, un hombre armado entró y disparó a los feligreses causando el mayor número de víctimas, según informó la prensa local.

Testigos dijeron a medios locales que tuvieron que correr por sus vidas y que además vieron a muchas personas que sangraban en el suelo frente a la mezquita de Al Noor.

La policía de Nueva Zelanda anunció el arresto de cuatro sospechosos por los tiroteos, y todavía está determinando si hubo otras personas que participaran en el ataque.

“Cuatro personas están bajo custodia, tres hombres y una mujer. No nos consta que haya más implicadas pero no podemos asumir que no haya más“, dijo el comisionado de policía Mike Bush, quien añadió que fueron hallados dispositivos explosivos en los vehículos que esos sospechosos utilizaban.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, confirmó que uno de los atacantes detenido es un “ciudadano australiano” y que se trata de un “terrorista” de extrema derecha.

La premier neozelandesa agregó que su país fue atacado porque “representa la diversidad” y admitió que ninguno de los sospechosos detenidos estaban bajo el radar de las autoridades.

Tras el ataque terrorista, Nueva Zelanda elevó a nivel “alto” la amenaza para la seguridad del país. Las autoridades aconsejaron a todas las mezquitas de la ciudad que cerraran hasta nuevo aviso. Además, las clases fueron suspendidas por completo en todas las escuelas de Christchurch.

La policía ha bloqueado el centro de la ciudad, situada en la Isla Sur neozelandesa, y ha llamado a la población a permanecer confinada en sus casas.

En un primer comunicado a la nación, cuando todavía los detalles del ataque no estaban claros, Ardern dijo que “este será uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda”.

“Es un acto de violencia sin precedentes”, agregó la premier.

“(Las víctimas) son nosotros. La persona que ha perpetuado esta violencia contra nosotros no lo es. No tienen lugar en Nueva Zelanda. No hay lugar en Nueva Zelanda para tales actos de violencia extrema y sin precedentes, como está claro que fue este acto”, dijo Ardern.

” scrolling=”no” title=”socialEmbed-twitter”>

El embajador de EEUU en Nueva Zelanda, Scott Brown, lamentó los ataques en Christchurch y dijo en un tuit que sus oraciones estaban con el pueblo neozelandés.

El diario local Herald informó que se cree que uno de los sospechosos es de nacionalidad australiana que había escrito un manifiesto donde describía sus intenciones y basado en ideología de extrema derecha y antiinmigrante.

“Había cuerpos por todos lados”

Se teme que la mayoría de las víctimas serán inmigrantes y refugiados que frecuentaban los dos centros religiosos. En la mezquita de Masjid al Noor, en el centro de Christchurch, un inmigrante palestino que no quiso ser identificado, dijo que vio un hombre ser baleado en la cabeza.

“Escuché tres disparos rápidos y después de unos 10 segundos todo comenzó de nuevo. Debe haber sido un arma automática porque nadie puede apretar el gatillo tan rápidamente”, dijo el hombre a la AFP.

Según su testimonio, “las personas comenzaron a correr. Algunas estaban cubiertas de sangre”.

Otro hombre narró a la prensa local que vio como un niño era alcanzado por los disparos. “Había cuerpos por todos lados”, dijo.

Un sobreviviente le dijo al canal ‘TV Nueva Zelanda’ que vio a un hombre armado dispararle a un hombre directamente en el pecho. Cree que el tiroteo duró unos 20 minutos y que hasta 60 personas podrían haber resultado heridas, muchas de ellas de gravedad.

Según otro testigo, el atacante llevaba casco, lentes y chaqueta militar, y utilizó un arma automática con la que realizó una veintena de disparos.

Un portavoz de la comunidad musulmana neozelandesa, Mustafa Farouk, indicó que en una de las mezquitas había reunidas entre 300 y 500 personas.

Entre los feligreses que se encontraban en la mezquita estaban varios miembros del equipo de cricket de Bangladesh, que mañana tenía previsto disputar un encuentro contra Nueva Zelanda, pero ningún de ellos resultó herido.

“Todo el equipo se salvó de un ataque en progreso. Experiencia aterradora. Por favor, oren por nosotros”, tuiteó el primer bateador Tamim Iqbal, citado por AP.

Mario Villavarayen, entrenador de fuerza y acondicionamiento, dijo a la prensa neozelandesa que los jugadores no vieron al agresor pero escucharon disparos. Señaló que estaban perturbados pero ilesos.

Las autoridades urgieron a los habitantes de la ciudad a no salir de sus casas y que por ninguna razón acudan a una de las tantas mezquitas que hay en esa localidad.

Eliminan video de las redes sociales

El comisionado Mike Bush dijo también que la policía había recibido informaciones sobre un video “sumamente gráfico” sobre la matanza que ya circulaba en la red Internet.

“Llamamos con energía a que los enlaces a ese video no sean compartidos. Estamos trabajando para que esos videos sean eliminados”, apuntó Bush en un mensaje divulgado en la red Twitter.

Según AFP, en un video transmitido por Facebook aparece un joven blanco y sin barba, con el cabello corto, que conduce su automóvil hasta una mezquita, donde ingresa disparando a mansalva contra fieles.

La cuenta de Facebook donde ese video fue transmitido ya no estaba disponible poco después del tiroteo, y una cuenta de Twitter que estaba asociada ya había sido bloqueada.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook