Una nueva caravana migrante avanza desde el sur de México


Una nueva caravana de unos 300 migrantes, la mayoría centroamericanos, partió este sábado desde la ciudad de Tapachula, en el sureño estado mexicano de Chiapas, rumbo a Estados Unidos.

El grupo, integrado fundamentalmente por salvadoreños, hondureños y guatemaltecos, además de algunos haitianos y venezolanos, salió a pie de Tapachula, donde pernoctaron, para luego tomar la carretera costera de Tapachula-Mazatán cargando niños en brazos, maletas y botellas de agua.

Esta es la cuarta caravana en una semana que emprendió viaje hacia Estados Unidos, en medio de fuertes operativos de la Guardia Nacional y agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) que buscan detener a estos solicitantes de asilo.

Al igual que las otras caravanas de migrantes, decidieron salir de Tapachula, frontera con Guatemala, al acusar que las autoridades mexicanas no les entregan documentos migratorios para permanecer en el país legalmente.

Activistas y agencias de Naciones Unidas que los acompañan en su trayecto denunciaron el uso excesivo de la fuerza por agentes mexicanos. El INM suspendió a dos de esos agentes por haber golpeado a un migrante.

El gobierno de México ha insistido sin embargo en que mantendrá su política de contención de migrantes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el jueves que enviará una carta a su par estadounidense Joe Biden para reiterar su propuesta de otorgar visas de trabajo a centroamericanos y mexicanos y atacar de raíz la migración irregular.



MÁS INFORMACIÓN