Una avalancha sepulta una pista de esquí en Francia: no hay heridos ni víctimas mortales


Vista de la estación de esquí de Tignes, en el departamento francés de Saboya. (Thierry Rabany / WIKIPEDIA)


Una avalancha de nieve ha sepultado una pista de esquí en la estación de Tignes, en el departamento francés de Saboya (región de Ródano-Alpes), sin que haya habido que lamentar heridos o víctimas mortales, según han informado desde la propia estación de esquí.

Los hechos han ocurrido este martes pasadas las 10.00 h de la mañana, cuando la nieve invadió la pista de esquí “Carline” (azul), la única en funcionamiento a esa hora. En un primer momento se tenía que hubiera “decenas” de personas enterradas bajo la nieve.

Tras recibir el aviso, rápidamente se movilizaron una cuarentena de agentes del PGHM de Bourg Saint Maurice, que recibieron el refuerzo de otros gendarmes procedentes de la cercana Courchevel. La búsqueda de posibles víctimas se inició con perros, ya que la mala visibilidad en Tignes a causa de la nevada impidió en un primer momento la intervención de helicópteros, por lo que los equipos de rescate tuvieron que llegar a pie. Finalmente, se ha podido comprobar que todas las personas que se encontraban esquiando en esa pista han salido ilesas del incidente.

Antes de la apertura de la estación, los trabajadores habían provocado numerosas avalanchas con explosiones para hacer disminuir el riesgo, dado la gruesa capa de nieve que se ha acumulado en los últimos días, explicó el periodista deportivo Bruno Detante al canal BFMTV.

El pasado 13 de febrero, cuatro esquiadores fallecieron en esa misma estación como consecuencia de otra avalancha. Los cuatro fallecidos, que caminaban a pie cuando fueron arrastrados por el alud, fueron un padre de familia de 48 años, su hijo de 15, el hermanastro de éste último, de 19, y el monitor que los acompañaba, de 59, todos ellos de nacionalidad francesa.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?