Un padre negro crea una empresa para el cuidado del pelo afro después de que su hijo dijera que odiaba su cabello natural


Todos sufrimos la presión por encajar en los cánones estéticos que nos dicta la sociedad, sin embargo esta imposición es mucho más fuerte en las personas racializadas, sobre todo para las que más se alejan de la piel clara y el pelo liso, llegando a ser una auténtica opresión para las personas negras.

Muchos de ellos comienzan a ser conscientes de esta discriminación a muy temprana edad, como le pasó al hijo del empresario Luke Carthy, el cual llegaba a su casa llorando por su cabello durante su primera semana de colegio y diciendo que odiaba su pelo. 

Una experiencia similar vivió el propio Carthy, después de haber asistido a una escuela primaria mayoritariamente blanca, donde sus compañeros estaban muy intrigados por su tipo de pelo, ya que se comportaba de manera muy diferente a como lo hacía el de ellos.

Aunque el interés le pareció divertido al principio, al cabo de un tiempo le llevó a creer que su cabello era “inferior” ya que los productos que necesitaba para tratarlo no estaban disponibles tan ampliamente como los productos para el cuidado del cabello de los blancos. Por lo que si quería cuidarlo, tenía que hacer un largo viaje en carretera para conseguir lo que necesitaba.

Con el tiempo y gracias a los avances sociales, Luke pensó que la situación mejoraría. Sin embargo, cuando cuando su hijo llegó a casa llorando, sintiéndose muy inseguro de sí mismo porque era el único niño de su clase que tenía su tipo de cabello, sintió que la historia comenzaba a repetirse.

Gracias a su hija también notó la falta de representación del cabello afro en la cultura y los medios cuando comenzó a hacer preguntas como “¿por qué mi cabello no puede verse así?” o “¿por qué no puedo tener el pelo lacio?” después de ver anuncios de belleza en la televisión.

A partir de esto, Luke comenzó a interesarse más por el cuidado del cabello afro y su nuevo conocimiento le impulsó a crear Afrodrops, una tienda online que insta a “abrazar el cabello con el que naciste”, dejando claro que nunca vendería  productos que alteren químicamente o alisen el cabello, como era común entre las mujeres negras en décadas pasadas.

Según cuenta Luke, el objetivo principal de esta empresa es que los clientes no se sientan aislados debido a su tipo de cabello y que a través de la comunidad de la web puedan hablar sobre su tipo de cabello, sus desafíos y obtener más información sobre cómo cuidarlo.

De esta manera, además de proporcionar los productos adecuados para tratar el cabello rizado o afro, también ayuda a entenderlo, manejarlo y cuidarlo, para poder sacarle todo su potencial.

En los últimos años, las personas negras están alzando la voz a cerca del racismo institucional en un mundo eurocentrista que excluye a todo aquel que no sea blanco. Cortos como Hair Love, ganador del Oscar al mejor cortometraje, demuestran hasta donde llega la importancia de la representación de la gente racializada en todos los aspectos de su vida.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: