Un niño de 8 años es vacunado accidentalmente contra el coronavirus en EE UU

Un “error humano” ha sido la causa de que un niño de 8 años de Dallas (en Texas, EE UU) haya sido vacunado accidentalmente contra el coronavirus. Según ha informado la cadena local NBC 5 Dallas-Fort Worth, fue el padre del menor quien avisó a las autoridades después de haberlo registrado él mismo a través de un formulario online y obtener cita.

Según Robert Fite, jefe del Departamento de Bomberos de Grand Prairie, unas 3.800 personas fueron inoculadas ese mismo día en el mismo punto de vacunación en el que el niño recibió la vacuna. Para ser vacunado en el condado de Dallas es necesario rellenar un formulario online con los datos de la persona que se vaya a vacunar.

“Si obtuvieron un código QR, parte de nuestra suposición es que entienden quién debería registrarse y quién no“, sostiene Fite. Sin embargo, el padre del niño desconocía este dato fundamental y logró registrar a su hijo de 8 años y obtener cita en un punto de vacunación en la ciudad de Grand Prairie.

Ninguna de las tres vacunas que actualmente inocula EE UU -Pfizer, Moderna y Janssen- están disponibles para menores de 18 años. “No tenemos información, especialmente en menores de 12 años, para asegurar si (la vacuna) funciona, si es segura, cuánta cantidad debemos usar, qué niños pueden vacunarse y cuáles no”, ha asegurado el pediatra Marcial Oquendo, que atendió al menor tras ser vacunado.

Según Oquendo, el padre del niño pensó que podía vacunarlo porque no le pusieron ningún problema a la hora de registrarlo online y le dieron un código QR. Sin embargo, fue después de vacunarlo y hablar con el pediatra cuando el progenitor se dio cuenta del error que había cometido.

El jefe de Bomberos Robert Fite ha asegurado que están tratando de localizar al sanitario que le administró la inyección para poder recopilar más información sobre cómo se cometió este error. “Están en el coche, hay un código, el paramédico hizo lo que llevaba haciendo en miles de personas ese día, siguió adelante y le vacunó, no se dio cuenta de que era un niño menor de 18 años”, indica Fite.

Por su parte, el juez Clay Jenkins, del condado de Dallas, ha confirmado que fue un “error humano” a la hora de la inscripción en la página web lo que permitió que la edad del menor pasase desapercibida.

“Fue incluido en la lista de no elegibles suspendidos. Hubo un error humano y esa lista se movió para incluir a las personas menores de 50 años en la lista de elegibles. No borraron a las personas menores de 18 años“, ha explicado Jenkins.

Según el juez, a raíz de este caso se está tratando de evitar que fallos como este se vuelvan a producir. “Tenemos a nuestro departamento de informática trabajando con la empresa de terceros para garantizar que no vuelva a suceder”, ha concluido.

MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: