Un ministro israelí considera otro “holocausto” los matrimonios mixtos de judíos y Netanyahu le contradice

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en la Knesset (parlamento israelí), durante la votación para disolver la Cámara y convocar nuevas elecciones.
ABIR SULTAN / EFE

Los matrimonios mixtos de judíos, especialmente en Estados Unidos, son “como un segundo holocausto“, declaró el ministro en funciones israelí de Educación, Rafi Peretz, en una reciente reunión con el Gabinete, confirmaron este jueves medios locales.

La frase fue pronunciada por el ministro en la reunión del Gabinete del pasado 1 de julio y confirmada al medio israelí Ynet por el portavoz personal de Peretz, que lidera el partido Hogar Judío. El ministro, exrabino en jefe del Ejército israelí, expresó su preocupación sobre la asimilación de las comunidades judías en el mundo y añadió que los matrimonios mixtos han llevado a perder seis millones de personas a las mismas.

El comentario tuvo lugar después de la presentación de un informe sobre los judíos en el mundo por el exdiplomático estadounidense Dennis Ross y, según citaron medios locales, generó el rechazo de otros miembros del Ejecutivo. El titular de energía israelí, Yuval Steinitz, pidió no “menospreciar a los judíos en Estados Unidos que se ven a sí mismos como judíos no solo religiosamente, sino más cultural e históricamente”.

Según los presentes, el primer ministro Benjamín Netanyahu zanjó la discusión y aseguró que le preocupaban menos las tendencias políticas entre los judíos estadounidenses –mayoritariamente votantes de los demócratas – que las tendencias demográficas. Jonathan Greenblatt, director de la organización judía de lucha contra el antisemitismo Liga Antidifamación, también se refirió a las declaraciones y argumentó que “trivializan el Holocausto” y “ofenden” a la comunidad.

Peretz y el líder de la formación Unión Nacional y ministro de Transporte en funciones, Bezalel Smotrich, renovaron ayer la coalición nacional-religiosa Unión de Partidos de Derechas para presentarse a las elecciones del próximo 17 de septiembre.

La Unión de Partidos de Derecha había aceptado entrar en la coalición del Ejecutivo de Netanyahu que no pudo alcanzar los apoyos necesarios para evitar la repetición de los comicios, aunque incluyó algunos miembros en el Gobierno en funciones.

MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook