Un jurado declara culpable de asesinato al hombre que arroyó a una multitud en Charlottesville


Un hombre de 21 años que atropelló a un grupo de manifestantes en Charlottesville (Virginia) fue declarado culpable de asesinato en primer grado este viernes por un jurado, reportó la agencia de noticias Associated Press.

James Alex Fields había acudido a Charlottesville para participar en una manifestación organizada por el movimiento radical de los nacionalistas blancos. Las personas que arrolló con su auto protestaban contra la marcha “Unir a la derecha” (Unite the Right), que había traído a la ciudad personas que desplegaron símbolos de odio como suásticas nazis, gorros del Ku Klux Klan y banderas de la Confederacón.

El jurado descartó que Fields hubiera actuado en defensa propia, como alegaban sus abogados. Los testimonios de las personas presentes en el momento del ataque describieron cómo el auto que conducía Fields había parado, echado en reversa y luego arremetido a toda velocidad contra la multitud. Cámaras de vigilancia que grabaron el incidente corroboraron la versión de los testigos.

Los fiscales aseguraron que Fields condujo su automóvil deliberadamente hacia una multitud de manifestantes de la marcha “Unir a la derecha”, matando a Heather Heyer e hiriendo a decenas de personas.

Heyer era una mujer de 32 años de edad que trabajaba como asistente legal y era una activista por los derechos civiles. El juicio incluyó el dramático testimonio de supervivientes que describieron sus largas y dolorosas recuperaciones luego de sufrir heridas devastadoras.

Fields fue encontrado culpable de los once cargos que afrontaba y puede ser sentenciado a pasar el resto de su vida tras las rejas a partir del próximo lunes, fecha en la que inician las deliberaciones sobre su pena.

El acusado tiene otro juicio pendiente a través del sistema federal que todavía no ha sido programado y en el que podría ser condenado a muerte por varios delitos de odio de los que se ha declarado “no culpable”.

El caso generó mucha polémica después de que el presidente, Donald Trump, culpara a “los dos bandos” de la violencia desatada en Charlottesville y afirmara que entre los neonazis había “gente muy buena”.

La ciudad, de apenas 50.000 habitantes, situada a 200 kilómetros al suroeste de Washington, aún trata de recuperarse de las heridas causadas por esas violentas manifestaciones e insiste en su oposición frontal a cualquier tipo de racismo.

Según uno de sus antiguos maestros, Fields era conocido en la escuela secundaria por estar fascinado con el nazismo e idolatraba a Adolf Hitler, responsable del genocidio de 6 millones de judíos en la Segunda Guerra Mundial. Al jurado se le mostró un mensaje de texto que envió a su madre días antes del mitin que incluía una imagen del notorio dictador alemán. Cuando su madre le suplicó que tuviera cuidado, él respondió: “no somos nosotros quienes necesitamos ser cuidadosos”.

Durante una de las dos llamadas telefónicas grabadas que Fields le hizo a su madre desde la cárcel en los meses posteriores a la detención, le dijo que había sido asaltado “por un grupo violento de terroristas” en el mitin. En otra, Fields se refirió a la madre de la mujer que fue asesinada como “comunista” y “una de esas supremacistas anti-blancas”.

Los fiscales también mostraron a los jurados un meme de Fields publicado en Instagram tres meses antes de la manifestación, en el que se ven cuerpos lanzados al aire después de que un automóvil golpea a una multitud de personas identificadas como manifestantes. Publicó el meme en su página de Instagram y envió una imagen similar como mensaje privado a un amigo en mayo de 2017.

Pero los abogados de Fields dijeron al jurado que condujo entre la multitud el día de la manifestación porque temía por su vida y estaba “asustado de muerte” por la violencia anterior que había presenciado. Un video de Fields, que fue interrogado después del accidente, lo mostró sollozando e hiperventilando después de que le informaron que una mujer había muerto y otras personas estaban gravemente heridas.

El jurado volverá a reunirse el lunes para determinar una sentencia. Según la ley, los jurados pueden recomendar desde 20 años hasta cadena perpetua.

Fields es elegible para la pena de muerte si es declarado culpable de cargos federales por delitos de odio. Ese juicio aún no se ha programado.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook