Un gol en la prórroga de Firmino le da al Liverpool su primer cetro mundial


El Liverpool inglés se proclamó ayer campeón del Mundial de Clubes 2019 tras derrotar en la final de Doha al campeón de la Copa Libertadores, el brasileño Flamengo (1–0), con un gol en la prórroga del delantero Roberto Firmino (99).

Los Reds, que por ocasiones fueron justos acreedores de la victoria, no pudieron anotar hasta el minuto 9 del tiempo extra cuando el brasileño Firmino batió desde dentro del área a su compatriota Diego Alves.

El equipo de JurSgen Klopp, que acudió a la cita planetaria en calidad de campeón de la Champions League, saldó así una deuda histórica que le había impedido hasta ayer coronarse oficialmente como el mejor equipo del mundo, después de haber perdido dos finales de la Copa Intercontinental (1981 y 1984) y otra del Mundial de Clubes (2005).

De paso, los Reds se vengaron de la derrota que le había infligido el Mengao en la Intercontinental de 1981, y pusieron la guinda a un excelente año 2019 en el que además de la Champions conquistaron la Supercopa de Europa, y se encaminan hacia su primera Premier en 30 años.

El actual líder del campeonato inglés imprimió un alto ritmo al inicio de partido, con el trío de ataque Sadio Mané–Mohamed Salah–Roberto Firmino percutiendo por todo el frontal de ataque.

Así llegó la primera ocasión, cuando no se había cumplido el minuto de partido, con un remate alto de Firmino desde dentro del área, al que siguieron otro disparo alto del guineano Naby Keita a pase de Salah, y un derechazo lejano del lateral Trent Alexander–Arnold, todo ello en los seis primeros minutos.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: