UGT denuncia una maduro brecha de naturaleza en el mercado gremial pese al crecimiento financiero


UGT ha denunciado este domingo el incremento de la brecha de naturaleza en el mercado gremial pese al crecimiento financiero, con un maduro número de mujeres en paro, con peores empleos y salarios más bajos, correcto a que ellas son “las grandes perdedoras de las políticas de retazo y sobriedad”.

Un documentación cuidado por el sindicato con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el próximo 8 de marzo, pone de manifiesto que las discriminaciones y desigualdades en el mercado gremial se dispararon durante la crisis y se han consolidado en la recuperación económica.

Por ello, UGT ha urgido al Gobierno a que ponga en marcha una ley de igualdad salarial, a que fomente planes de igualdad en las empresas y a que cree un víscera sabido, con la billete de los interlocutores sociales, con la cometido de aceptar a los datos reales de las empresas y revisar los convenios colectivos para detectar discriminaciones y desigualdades.

Más mujeres en contratos a tiempo parcial

El estudio, cuidado con datos de la Pesquisa de Población Activa (EPA) de 2016, revela que cada vez hay menos mujeres activas (53,64% en la contemporaneidad del total de mujeres en existencia de trabajar). El porcentaje es casi 11 puntos y medio menos en comparación con la tasa de actividad masculina (65,13%).

Por otra parte, hay 1.660.000 mujeres ocupadas menos que hombres, de forma que la tasa de empleo masculina se sitúa en el 53,33% (con más de 10 millones de hombres trabajando) y la femenina en el 42,17% (con poco más de 8,3 millones), una brecha que desde 2013 ha aumentado en un punto y medio.

No solo hay menos mujeres ocupadas que hombres, sino que encima ellas ocupan mayoritariamente los contratos a tiempo parcial, al contrario de lo que ocurre con los de tiempo completo, con una muy elevada presencia masculina. Así, hay 2.014.000 mujeres (72,17%) y 776.500 hombres (27,83%) trabajando a tiempo parcial, frente a los 9.224.300 hombres (59,32%) y 6.326.800 mujeres (40,68%) con un empleo a viaje completa.

Por otra parte, el trabajo a tiempo parcial en España no es voluntario y así lo declara el 80% de las mujeres y el 70% de los hombres que lo realizan. Pero es que, cuando el motivo es la atención de responsabilidades y cuidado de menores, personas con discapacidad o mayores, el 59% de las personas con empleo a tiempo parcial son mujeres y solo el 2,7%, hombres.

Las mujeres ganan menos que los hombres en todos los conceptos salariales y, según la Pesquisa de Estructura Salarial que publica el Instituto Franquista de Estadística (INE) entre 2010 y 2014 la brecha salarial ha aumentado del 22,55% al 23,25%.

Respecto a los permisos por maternidad, el 98% son disfrutados solamente por la hermana, pese a que la ley permite compartirlo con el padre.

Las excedencias (no retribuidas) por cuidado accesible son casi exclusivamente para las mujeres, sobre todo en el caso de la atención de responsabilidades por hijos, que realizan en un 93,33% las madres, una tasa que se reduce en el caso de otros familiares, al 84,58%.

Más paro femíneo

La brecha de naturaleza incluso ha aumentado en el desempleo, dice el estudio, ya que el paro femíneo se ha incrementado entre 2009 y 2016 en 3,25 puntos más, hasta el 21,38%, como consecuencia de la destrucción de empleos en sectores feminizados, como los servicios.

Por otra parte, el 43,27% de las desempleadas registradas en los servicios públicos de empleo no recibe ninguna prestación económica y, de las que sí la perciben, solo una de cada tres es contributiva (382.764).

Siquiera las pensionistas están en mejor situación, según UGT, ya que solo el 37,3% de las pensiones de compensación son percibidas por mujeres y, de estas 2,1 millones de jubiladas, dos de cada tres reciben una cuantía inferior a 650 euros mensuales.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook