Ucrania denuncia nuevos ataques rusos con artillería, aviones y tanques contra la planta de Azovstal, que vuelve a estar en llamas

El Ejército ruso utilizó artillería pesada, tanques y bombardeos desde el aire para lanzar nuevos ataques contra la acería de Azovstal, en la ciudad portuaria de Mariúpol, el único reducto de resistencia ucraniana en esa urbe del sur del país, según denunciaron este miércoles autoridades ucranianas.

“Mariupol. Azovstal. En este momento… Azovstal está siendo atacada no solo desde el cielo y con artillería, sino nuevamente con tanques y se intenta asaltar desde fuera. Azovstal está de nuevo en llamas después del bombardeo”, publicó Petro Andriushchenko, asesor del alcalde de Mariúpol, en su cuenta de Telegram.

El asesor municipal recordó que el líder de la autoproclamada “República Popular de Donetsk”, Denis Pushilin, había dicho previamente que “tenía las manos libres dado que ya no había civiles en Azovstal”.


En las gigantescas instalaciones de esta planta siderúrgica resisten los ataques del ejército ruso un grupo de soldados ucranianos pertenecientes al regimiento de Azov, una facción ultranacionalista integrada en la tropas ucranianas.

“No sé puede esperar una mayor falta de humanidad con estos ataques pero, dada la declaración [de Pushilin], aún incluso es posible… Si hay un infierno en la tierra, está ahí. Todos estamos profundamente en deuda con los Defensores de Mariupol”, dijo el responsable municipal.

El mensaje fue acompañado por un vídeo de los supuestos ataques contra la acería, cuya veracidad no pudo ser demostrada por fuentes independientes.

Mariúpol vive una grave catástrofe humanitaria desde que fue sitiada por las tropas rusas desde el comienzo de la invasión ordenada por Moscú, que se inició el pasado 24 de febrero.

El pasado 7 de mayo, la viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, anunció que habían logrado evacuar a todas las mujeres, niños y ancianos que permanecían refugiados en la siderurgia.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha anunciado, por su parte, que trabajan en opciones diplomáticas para salvar a los combatientes del ejército ucraniano que defienden Azovstal.

MÁS INFORMACIÓN