Ucrania añade armas y tecnología 3D a sus drones para detener al Ejército ruso


Ucrania sigue pidiendo apoyo económico y militar desde que empezó la guerra contra Rusia hace dos meses y medio. Los drones se han convertido en los dispositivos más esenciales de la población ucraniana, debido a que son fáciles de operar en situaciones de guerra para luchar contra el rival.

Durante el conflicto, Rusia y Ucrania han utilizado drones para realizar labores de reconocimiento y ataque. El segundo país mencionado está equipado con los dispositivos armados ‘TB2’ de origen turco, ‘Switchblade’ de Estados Unidos y hasta aparatos logísticos del Reino Unido.

Jesús Manuel Pérez Triana, analista de defensa, explica para ABC que Ucrania emplea “drones comerciales, por ejemplo, los DJI chinos de toda la vida, especialmente el modelo Mavic, a los que en algunos casos se les ha adaptado algún tipo de proyectil, como granadas de mortero o granadas anticarro soviéticas”.


Los drones se emplean por las noches.

Los habitantes del país gobernado por Zelenski están añadiendo colas 3D para obtener dispositivos más aerodinámicos, además, ABC afirma que DJI anunció el fin de la comercialización de sus drones en Rusia y Ucrania para evitar el uso como armamento.

Aerorozvidka es una organización sin ánimo de lucro que se encarga de adaptar los drones a situaciones bélicas, asimismo, quiso añadir las granadas antitanque ‘RKG-3’ a los drones del ejército para que el dispositivo dejase caer los artefactos sobre los objetivos rivales.

Por otro lado, ayudaron en la construcción de unos drones llamados ‘R-18’ con un alcance de cuatro kilómetros, capaces de volar durante 40 minutos y transportar bombas de 5 kilos.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN