Transparencia Internacional pide que registro de beneficiarios sea estándar de GAFI


El movimiento Transparencia Internacional (TI) está solicitando que la creación de registros de beneficiarios finales sea incorporado como una de las recomendaciones o estándares del Grupo de Acción Financiera (GAFI) para prevenir el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo.

Actualmente, GAFI pide a los países que se aseguren de tener información adecuada, precisa y oportuna sobre el beneficiario final y el control de las personas jurídicas, pero deja abierto el mecanismo para conseguir ese objetivo. No se exige, por tanto, la creación de un registro.

GAFI tuvo un proceso de consultas para actualizar y la recomendación 24, que trata este tema, y Transparencia Internacional presentó su posición, a la que se unieron los capítulos de 32 países, entre ellos Panamá.

El objetivo central de esta propuesta es hacer más efectivo el acceso a esta información, que se considera clave para conocer las personas que están realmente detrás de las estructuras jurídicas y, por lo tanto, es un factor que ayuda tanto a prevenir como perseguir los casos de corrupción.

Carlos Barsallo, presidente de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, capítulo panameño de Transparencia Internacional, comentó que hay estudios que demuestran que el mecanismo que opera actualmente en Panamá y otros países no funciona bien porque depende de que un intermediario privado, como puede ser un agente residente, entregue la información.

En Panamá se aprobó desde marzo del año pasado la Ley 129 que crea un registro de beneficiarios finales, pero a la fecha no se ha constituido el mismo.

Desde el Ministerio de Economía y Finanzas y la Comisión Nacional contra el Blanqueo de Capitales, que coordinan los esfuerzos del país por salir de las listas discriminatorias, han señalado que se ha avanzado en un cronograma de implementación del registro, pero aún no se conocen los detalles del mismo.

Barsallo comentó que la existencia de una ley debe tener más fuerza para la creación del registro que la eventual recomendación del GAFI.

No obstante, si finalmente el GAFI acoge la sugerencia de TI, podría hacer del registro un estándar y evaluar sobre su cumplimiento, aunque esto no es algo que sucedería a corto plazo.

Panamá figura en la lista gris del GAFI desde junio de 2019 por las deficiencias detectadas en el sistema de prevención de blanqueo de capitales y, específicamente, por la falta de efectividad del mismo.

El pasado mes de abril, el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, presentó el proyecto de ley 624, que introduce reformas a distintas normas sobre banqueo de capitales y también a la ley que creó el registro de beneficiarios finales, con el objetivo de elevar la eficacia del régimen de prevención. El proyecto no ha tenido mayor avance en el proceso legislativo.



MÁS INFORMACIÓN