Trabajadores herreranos exigen pago de prestaciones adeudadas hace 20 meses


Thays Domínguez

Por más de año y medio, un grupo de 36 trabajadores que laboraron en la construcción del nuevo colegio del distrito de Los Pozos, en la provincia de Herrera, esperan por la cancelación de sus prestaciones adeudadas, luego de que la empresa ganadora de la licitación de esta obra la dejara abandonada sin terminar.

Según narraron los propios trabajadores, han movido cielo y tierra para lograr el pago de los salarios adeudados, cifra que ronda los $300,000 sin que ninguna autoridad les dé respuesta.

Cansados de esta situación, decidieron llegar hasta las oficinas regionales de la Contraloría General de la República, en Chitré, ya que según les confirmaron las autoridades del Ministerio de Educación y de Trabajo, es allí donde se encuentra el proceso de sus pagos pendientes.

“Este proceso lo iniciamos en abril del año pasado y desde entonces nos dicen que nos van a pagar y nada. Necesitamos respuestas porque se trata de salarios caídos y prestaciones que nos adeudan desde entonces”, indicó el trabajador Rosa Castillo.

Según dijo, la empresa Ingepa Panamá se adjudicó la reconstrucción del plantel educativo por un monto de $5 millones, sin embargo, abandonó la obra a medio terminar dejando al grupo de plomeros, albañiles, ayudantes generales, entre otros, a la deriva.

Los trabajadores aseguraron que no pueden seguir esperando por este pago, ya que adquirieron deudas, pues pensaron que contaban con un trabajo estable, pero durante todo este tiempo han tenido que hacerles frente a las mismas, lo que ha afectado la economía de sus familias.

“Hemos ido a buscar información al Meduca y a Mitradel y lo que nos dicen es que está en Contraloría. Por eso estamos aquí para que nos den la respuesta de nuestros pagos, que fueron ganados, no regalados”, dijo el trabajador Renaúl Ríos.

Aseguró que de no recibir una respuesta, optarán por salir a las calles a manifestarse, y de ser necesario, cerrar vías o incluso impedir el acceso al colegio, tanto a estudiantes como a docentes, como medida de presión.

“No vamos a dejar que nos engañen más”, puntualizaron los trabajadores, quienes no fueron atendidos por ninguna autoridad en el sitio.

.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook