Toni Drums, hermano de Sech: ‘Estamos despertando del sueño’


Siempre solemos hablar de Sech en día a día. De sus éxitos, de que ha venido de abajo y ha llegado muy lejos con su música y con el don que le dio Dios. Además, cada vez que saca un tema o elabora un buen proyecto siempre le damos su espacio, pero nunca habíamos tenido la oportunidad de hablar con algún miembro de su familia sobre ese lado humano del artista o sobre lo importante que ha sido este sueño del que apenas se está despertando la familia.

Lee también: Rihanna revela que rechazó actuar en el Super Bowl: ‘No podía venderme’

Abdiel Morales o Toni Drums es muy conocido. Además de ser hermano de Sech, ha trabajado con muchos artistas, pues al igual que Carlos Isaías Morales, sabe tocar perfectamente varios instrumentos musicales.

Mira también: Fanáticos del ‘Joker’ están en la mira del FBI

Él conversó con nosotros y nos explicó que viene tocando la batería desde que tenía 7 u 8 años. “Me dejaron tocar la batería en la iglesia a los 12 años. Había gente que no le gustaba como yo tocaba ni que tocara tampoco porque le estaba quitando el puesto a alguien, que no fue mi intención, mi intención era aprender”, dijo Toni, quien toca para su hermano ahora.

Sabe tocar conga, bongó, timbales, pandereta… ¡mucho talento! Pero con el tiempo logró que le dejaran tocar la batería. El señor Gilberto Santa Rosa fue el que le puso el apodo de Toni Drums. “Nos encontramos en el Hotel Soloy, a mis 12 años me dejó tocar en la orquesta de él, lo acompañé y ahí fue cuando me dio el nombre, es mi padrino”, explicó el famoso.

Es cabo segundo, ¿sabían? Es músico de la presidencia de la República, es parte del SPI, quienes le dieron la oportunidad de tocar para su hermano estando de licencia. “Siempre tendré el apoyo de ellos y del próximo Gobierno que venga, porque yo dudo que esto ya termine, que llegue a una cláusula de que ya se acabó. Esto va a hacer muchos años de gira, de hacer instrumentales, muchos años de tocar con mi hermano”, explicó.

Drums le pide al pueblo, a la institución, a la presidencia, al Ministerio de Arte y Cultura el apoyo 100% para poder seguir llevando esto y también llevar la comida a su casa, porque por medio de su trabajo es que él alimenta a su familia. “Lo de mi hermano es un bonus track, que se gasta mucho en viajes, en muchas cosas. Pido esta ayuda al que me pueda escuchar y al que pueda atender este caso, pues la recibo, porque el trabajo que estamos haciendo internacionalmente de levantar en alto la bandera de Panamá, está llegando más lejos de lo que pensábamos, está cruzando fronteras”, mencionó el músico.

No puede dejar ese barco

Luego de que Sech realizara su primer concierto en Panamá y que fuera un éxito, él se dio cuenta de que no podía dejar ese barco. “Hay que mantenerlo, me gustaría mantener en ese barco la bandera de mi Panamá y la de institución, el SPI. Primer baterista, músico uniformado que está nominado a Grammy, eso es bonito, es bonito todo lo que está pasando”, comentó muy emocionado.

¿Nadie es profeta en su propia tierra?

Asegura que están despertando de un verdadero sueño. Y reiteró que como dice la palabra del Señor: nadie es profeta en su propia tierra, pero esto de ser profeta en su tierra rompe paradigmas y se siente muy bien. “¿Por qué?, pues porque el amor que se le ha dado a todo el mundo ha sido parejo. Mi hermano siempre fue muy callado, reservado, pero muy cariñoso. ¡Y eso se lo enseñé yo como hermano mayor. Ustedes saben que yo soy un oso cariñoso hasta con el que me trata mal”, explicó.

La fama y el éxito

Según la gente, la fama es una enfermedad, pero él asegura que hay que utilizarla para hacer cosas buenas, para llevar cariño, amor, para expresar lo que de verdad un corazón siente. “A eso te ayuda la fama. Y mi hermano tiene una parábola del éxito: ‘para ser exitoso tienes que nacer de una familia millonaria, que eso no existe. Tú naces y nacer es un éxito”, comentó Drums.

Están muy agradecidos con toda la gente y con todo el país, así le enseñaron sus padres. “Nos enseñaron a ser agradecidos con Dios, primero que nada. Mi papá dice que antes de dormir y cuando uno se levanta lo primero que debes hacer es darle gracias a Dios por la vida. Hay que darle gracias porque cuide tu sueño y te permita amanecer vivos al día siguiente”, dijo.

Él cree que eso es una base fundamental que les inculcaron desde chicos. Y siempre han sido agradecidos con todos, es más, por lo malo también les inculcaron ser agradecidos cuando alguien le hace algo malo. “Señor, Padre, bendícelo. Suena raro que tú bendigas a una persona que te trate mal, pero te hace responsable de que a la persona le siga yendo bien en la vida, porque cuando tú abres tu boca para maldecir a alguien dicen: ‘toda maldición se convierte en bendición, toda bendición se convierte en más bendición”, dijo.

La humildad que tiene Sech lo ha llevado a estar en donde está. Sus padres, sobre todo su papá, siempre se lo recuerda.

https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: