Tocumen licitará aplicación de pruebas Covid-19 para los viajeros



El Aeropuerto Internacional de Tocumen, S. A. (Aitsa) ha convocado, desde mañana, viernes 15 de enero, un acto de licitación para contratar el servicio de aplicación de pruebas rápidas a los pasajeros que quieran ingresar al país y no cuenten con el resultado negativo de una prueba Covid-19 del lugar de procedencia.

La actual concesionaria -Pty Covid Free- permanecerá contratada otros tres meses en el aeropuerto. Ello, a pesar de que la administración de Aitsa reconoce que hay múltiples quejas de viajeros por la posible contaminación de estas pruebas.

Las pruebas Covid-19 son aplicadas a los viajeros por el consorcio Pty Covid Free, que inició operaciones en octubre pasado, cuando la terminal reabrió operaciones para vuelos internacionales. El consorcio lo lidera la empresa proveedora de insumos Jers Medical Panama, Inc., además de Minimed, Corp., VMA Laboratorios, S. A., HMG Investment, Corp., Ayac Laboratorios Panamá, S. A. y Phoenix Farmacéutica Panamá, S. A.

Pese a las críticas por la efectividad de sus pruebas, que ha obligado a muchos pasajeros a aislarse obligatoriamente en hoteles-hospitales locales, Aitsa anunció que extenderá la concesión a Pty Covid Free “por tres meses más o hasta tener un nuevo proponente elegido, lo que ocurra primero”.

Cuestionado sobre las nuevas exigencias para evitar las quejas de los pasajeros, Aitsa señaló que, “efectivamente, hemos visto en publicaciones quejas de algunos de estos, sobre todo por el tiempo en que se les permite una prueba de validación de los resultados”.

Para reducir el tiempo de aplicación de una segunda prueba de validación, “que entendemos y compartimos ha sido la molestia de algunos pasajeros”, se está revisando con las autoridades los algoritmos de protocolos de manejo de resultados, según el tipo de prueba a aplicar”, de acuerdo a las referencias internacionales del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (de Estados Unidos, CDC, por su siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud, indicó Aitsa.

La empresa estatal adelantó que se incluirá el “fortalecimiento de los controles, tanto para los protocolos de toma de muestra, como para el registro de la calibración constante de las máquinas de análisis”.

Licitación

Actualmente, cada pasajero debe pagar Port la prueba $50, pero este monto probablemente aumente, ya que se tendrían como referencia los precios del mercado internacional, que son más altos. Además, se solicitarán otros servicios. La referencia en este momento es el precio que cobran los laboratorios locales, que oscila entre $42 y $50.

Sobre la licitación, Aitsa informó que no podrá adelantar el precio a La Prensa, pero que esta prueba rápida de antígeno cuesta entre $57 y $200 en aeropuertos como el de Tampa, Fort Lauderdale, Chicago, Boston, Newark, John F. Kennedy, Londres y Frankfurt.

“Se publicará y se licitará dentro de un rango de precios, con un precio tope, según el mercado en otros aeropuertos y con el mismo tipo de pruebas/servicio, para lograr el mejor valor de propuesta para Aitsa y un servicio eficiente para los pasajeros que opten por tomar la prueba”, resaltó Aitsa.

Añadió que para la contratación del servicio de aplicación de las pruebas rápidas Covid-19, seguirá el procedimiento de concurso de concesiones de esa entidad. De ser así, no se conocería el contrato de concesión ni el tiempo de duración del contrato.

En cuanto a la calidad de la prueba, Aitsa indicó que tendrá como antecedente “la experiencia de estos meses, [y] se establecerán requerimientos de servicio al pasajero, capital humano, capacidades de procesos, servicio al cliente, plataformas tecnológica y logística”.

Justificación

La terminal aérea comunicó que solicitará que el concesionario goce de “reconocimiento internacional”, y la aprobación del Ministerio de Salud, del Instituto Gorgas y del Ministerio de Comercio e Industrias.

Aitsa defendió su actual concesionario. Dijo que sus pruebas rápidas de antígeno para Covid “(Sofia 2 SARS Antigen FIA, de la empresa Quidel), que para mayo de 2020 era la primera prueba de este tipo aprobada por la FDA [Administración de Medicamentos y Alimentos], de EEUU, y cuya particularidad es que podía dar resultados en 15 minutos; gracias al analizador inmunoensayo fluorescente Sofia 2, que cuentan con registro sanitario en Panamá desde mayo de 2020”.

Resaltó que desde el año pasado también se están desarrollando nuevas opciones que permitan los análisis rápidos en el mismo lugar de las pruebas RT-PCR, “las cuales también pueden variar en la relación de precio respecto al tipo de pruebas de antígeno”.



Source link

A %d blogueros les gusta esto: