Tiger Woods, con cuentas pendientes en el regreso del Abierto de Estados Unidos a Winged Foot


La estrella del golf Tiger Woods afronta el Abierto de Estados Unidos de esta semana con cuentas pendientes que ajustar con el campo de Winged Foot, que considera uno de los tres más difíciles del mundo.

Durante su década de dominio entre la primera victoria en un torneo de Grand Slam en 1997 y su 14º ‘Major’ en el Abierto de Estados Unidos de 2008, Woods compitió en 46 torneos grandes consecutivos.

Dentro de esa racha de 46 eventos, el ex número uno del mundo solo falló el corte en una ocasión, en el Abierto de Estados Unidos de 2006 celebrado en Winged Foot (Mamaroneck, Nueva York).

Para Woods, que levantó su 15º torneo ‘Major’ en el Masters del año pasado, únicamente los campos de Oakmont (Pennsylvania, Estados Unidos) y Carnoustie Links (Escocia) pueden compararse en dificultad al de Winged Foot.

“Este campo de golf va a ser uno de los más difíciles”, dijo el estadounidense este martes. “Los puntajes ganadores aquí nunca han sido tradicionalmente muy bajos. No veo que eso cambie esta semana”.

Tiger, sin embargo, se ve mejor preparado ahora para competir que en la edición de 2006, que tuvo lugar poco más de un mes después de la muerte de su padre.

“Cuando no gané el Masters aquel año, fue muy difícil de aceptar porque fue el último torneo en el que mi padre me vio jugar”, recordó. “Falleció no mucho tiempo después y, francamente, no practiqué para este evento y por tanto fallé el corte muy fácilmente”.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: