Temen regresión de las conquistas laborales


La pandemia profundizó las diferencias entre el sector empresarial y la clase trabajadora panameña que reclama mejora salarial, trabajos dignos y seguridad social.

Versión impresa

En medio de la conmemoración del Día del Trabajador, dirigentes sindicales acusaron al sector empresarial de excusarse en la pandemia para vulnerar derechos laborales y a las autoridades de implementar medidas sanitarias en detrimento de los trabajadores en general.

Denunciaron que desde el 2019, antes de la pandemia, en el país se fijó el ajuste al salario mínimo más bajo de la historia y para el 2021 el ajuste fue casi nulo, sobre todo en sectores que no afectó la situación sanitaria.

Eduardo Gil, dirigente de Convergencia Sindical, sostiene que la pandemia ha sido la excusa para que el sector empresarial flexibilizara las normas laborales, haciendo retroceder los derechos conquistados.

El primer trimestre 2022 ha transcurrido entre huelgas y amenazas de paralización nacional de importantes sectores, como el de la construcción en demanda de acuerdos salariales pactados en convenciones colectivas.

La huelga del Sindicato Industrial Nacional de Trabajadores de la Harina y Afines, (SITHA), el Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Empresa Aguaseo (Sitraseo) en Colón, la Asociación Nacional de Asistentes de Laboratorio Clínico (Analac), así como la declaratoria de huelga nacional del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción (Suntracs), dejaron en evidencia la fraccionada relación obrero patronal en los últimos años tanto en el sector público como en el sector privado.

Google noticias Panamá América

Para el secretario de la Asociación de Profesores de Panamá (Asoprof), Fernando Ábrego, por tres años consecutivos vienen enfrentando situaciones en detrimento de la capacidad adquisitiva para vivir dignamente.

11.3

por ciento es la cifra de desempleo hasta mediados del 2021.

20

mil contratos mesuales logró Mitradel, cifra que está por debajo de la estadísticas 2019.

El dirigente del Suntracs, Saúl Méndez, cuestionó la concentración de riqueza, los bajos salarios, y el alto costo de vida. “Vivimos en un país que ocupa el quinto lugar en el mundo de peor distribución de riqueza, segundo en América Latina; con más de 600 mil personas que padecen de hambre y donde la pobreza abarca a millones de personas”, dijo.

La pandemia provocó la peor contracción de los últimos 100 años en temas de empleo en la región, y esto incluye a Panamá. En el segundo trimestre de 2020 se llevó por delante 47 millones de puestos de trabajos y la recuperación laboral en el 2021 fue insuficiente, advirtió recientemente la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Para el 2021, el desempleo total en Panamá alcanzó un 11.3%, con una informalidad que, a octubre de ese mismo año, superaba el 47%.

A lo anterior, el secretario general de la Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (CONUSI), Marco Andrade, agregó que el 40 % de los trabajadores gana un salario mínimo que no les alcanza para satisfacer las necesidades básicas, aseguró Andrade.

Durante la marcha multitudinaria de este 1 de mayo, los dirigentes exigieron al gobierno políticas públicas enfocadas en la generación de empleos con salario de acuerdo al alto costo de los alimentos y de los servicios, impulsados por la pandemia de la covid-19.

Según la Dirección de Empleo del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) en los últimos tres meses se han registrado unos 20 mil contratos por mes, cifra positiva, pero que sigue por debajo del ritmo de contratación en el 2019, aseguraron las autoridades.



MÁS INFORMACIÓN