Tal Cual


‘CASH FLOW’ . Por los lados del PRD, las elecciones internas de este domingo tienen a sus miembros quemando los últimos cartuchos. Para tal propósito, la repartidera de dinero a través de las juntas comunales es descarada. Para muestra los $30 mil que presuntamente han distribuido entre las de Herrera. Con la chequera del gobierno a su disposición, cualquiera hace política. Y todavía algunos funcionarios lo niegan.

REGALADERA. El diputado oficialista Tin Guardia dejó a más de uno patidifuso cuando, en plena sesión de la Comisión de Presupuesto de la Asamblea, dijo sin tapujos que la Presidencia de la República ofrece “trabajo por voto” a los delegados del PRD. Guardia no fue el primero. Días antes, su colega y copartidario Bolota Salazar se refirió a estas prebendas, asegurando que “los candidatos de gobierno” reparten contratos, becas, casas… “como si fueran Harry Potter”. El fiscal electoral ordenó una investigación. Ya era hora; que se gane el sueldo, que sirva para algo.

PASE. Parece que Zulay Rodríguez ha aceptado su derrota, porque ya ni se le ve pidiendo votos para su reelección en el Frente Femenino del PRD. Su rival y virtual sucesora es Arelys González, subdirectora de Anati. Esto le pasa por gritarle a todo el mundo. Sembró tormentas y ahora cosecha tempestades.

PERDIDO. El que no se ha dado por enterado de lo que ocurre en la ciudad de Colón es el alcalde Alex Lee. Preocupado anda, pero por conseguir votos para el congreso del PRD, donde él se presenta como candidato a una vicepresidencia. Prueba de esta desconexión con la realidad es que la Alcaldía de Colón utilizó su cuenta en Twitter ayer, pero no para referirse a las protestas y balaceras, sino para felicitar a las enfermeras en su día. Con o sin Lee, Colón andan igual de mal. Por suerte ya falta poco para el 15 de mayo.

LUNAMIELERA. Faltan 16 días para la boda de Kayra Harding, en Playa Bonita. Todavía no sabemos cuándo y cómo conoció a su “príncipe”, pero la diputada viajó a Ghana, entre el 5 y el 14 de noviembre de 2021, para asistir a los Gubba Awards 2021. Aquí no tenemos idea qué premios son esos o cuál es su relevancia, pero el viaje de la novia le costó $9 mil a la Asamblea. Ojalá todo se hubiese tratado de un cuento. Así, el viaje lo habría costeado su hada madrina.



Source link