Tal Cual


MALA NOTA. Definitivamente que la inseguridad y la violencia siguen dejando en ridículo a las autoridades encargadas de preservar el orden público. Resulta que mientras se daba el tiroteo de Vista Hermosa, en el que un automóvil recibió alrededor de 33 impactos de bala y una persona falleció, no muy lejos de ese lugar, en la vía Transístmica, unas 10 unidades de la Policía Nacional vigilaban a un grupo de cuentahabientes molestos por los débitos realizados a sus cuentas bancarias. Cero enfoque, cero prioridades y cero sentido del deber.

TRAMPA. Se pudo conocer que desde el Ejecutivo, el ministro “facilitador” ha dicho que el asunto de la reforma a la ley 122 que otorga créditos fiscales para supuestamente incentivar el turismo se podría modificar por la vía de una reforma a la reglamentación de dicha ley, para así evitar llevar el asunto a la Asamblea Nacional. Verdaderamente que con esta gente, hay que dormir con un ojo abierto y otro cerrado.

LACRA. Las reformas electorales penden de un hilo. El Tribunal Electoral ya recomendó que los comicios de 2024 se regulen con las mismas reglas de 2019 ante los cambios que proponen y aprueban los “lacradiputados”. Esta gente es el rey Midas al revés: todo lo que tocan va directo al tinaco.

CARA DURA. En el Insam trasladaron al supuesto abusador de varios pacientes psiquiátricos a otro departamento, donde continúa en contacto con los pacientes. Mientras tanto, Juana Herrera, directora de la institución, se la pasa de reunión en reunión con sus asesores legales. Y el Minsa, más callado que un muerto. Será porque Herrera, además de directora del Insam, es jefa de Salud Mental del ministerio, es decir juez y parte. ¿Y, el conflicto de interés? Para variar, bien gracias, ¿y usted?

FUERA DEL MENÚ. Otro que no ha dicho ni esta boca es mía sobre los supuestos abusos cometidos en el Insam es el defensor del Pueblo, Eduardo Leblanc. ¿Tendrá que ver que Juana Herrera, al calzarse su tercer sombrero, es la presidenta del Foro Nacional de Mujeres en Partidos Políticos? Cada vez es más cierto eso de que PRD, no come PRD.



Source link