Tal Cual


ADIVINANZA. La hermana de dos celebridades panameñas hospedadas en el lujoso Disney Astoria Jail, en Estados Unidos, posee una sociedad de la que es 100% propietaria, llamada Sayford. Esta sociedad es, a su vez, dueña de un lote en Ocean Reef, que le costó $1.7 millones (sin un solo bloque encima). Un primer pago se hizo el 13 de diciembre de 2013; el segundo, el 24 de enero de 2014, y todos los recibos salieron el 13 de febrero de 2014. Los pagos fueron a través de una transferencia bancaria y con cheques del Citibank, Global y MMG Bank. El que adivine de quién se trata, se gana un disco de Eddy Herrera.

‘YO NO FUI’. Primero fue Varela y Porcell; después, las fiscales anticorrupción, y más tarde, el pillo del Ministerio de la Presidencia. Luego, la presidenta de la Corte Suprema; después, la juez Baloisa, y desde siempre, los periodistas, especialmente (de un tiempo para acá) Álvaro Alvarado. Todo es culpa de alguien más, menos de él. Y si no nos avivamos, de lo que sí seremos culpables todos es de que la cobardía encarnada sea presidente de Panamá.

CABRIOLA. Por cierto, ayer jueves, este sujeto anunció, con más teatro que en Broadway, que está convaleciente de la espalda. En todo esto tiempo lo hemos visto brincado más que un canguro. Si sus achaques son tan grandes, por su bien, le deberían dictar medida de alejamiento del jacuzzi y de las periquitas.

PERITO. ¿Se acuerdan de Raymond Dearie? Este es el juez de Nueva York al que Rica y Kike la confesaron que blanquearon coimas de Odebrecht por orden de papi. Pues ahora, a Dearie le toco otro caso de padres e hijos: fue designado para clasificar documentos que el FBI incautó en Mar-a-Lago. Además, la Fiscalía de Nueva York demandó a Trump, a sus tres hijos mayores y a su empresa The Trump Organization por fraude fiscal. Algún día podrán abrir una guardería penitenciaria.

INÚTIL. La Asamblea citó al ministro Rafael Sabonge para que responda por la ejecución del presupuesto de la red vial. Tres días después, el MOP tapó los huecos en la calle de acceso al palacio Justo Arosemena. Y el resto del país, ¡que se joda!



Source link