Signos de recuperación permitió subir salarios en la construcción


A la hora de tirar las últimas cartas para tratar de evitar una huelga, fue que la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) presentó la propuesta que evitó que este lunes amaneciera con una huelga en esta industria.

Versión impresa

El gremio demoró 15 días en mejorar su oferta, de 10 centavos por hora para los siguientes cuatro años, a 14 centavos, el pasado sábado.

Sin embargo, esta no convenció a los dirigentes del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción (Suntracs), que aspiraba a un techo de 70 centavos la hora por igual periodo, la cual descendió a 63 centavos.

El domingo, en el transcurso de unas negociaciones que demoraron más de doce horas, se llegó a un acuerdo que oscila entre 28 y 40 centavos por hora, es decir, un punto intermedio que favoreció a ambas partes.

La perspectiva, a juicio de Carlos Allen, integrante del equipo negociador de la Capac, es que la industria puede soportar estos incrementos salariales.

Factores como la reactivación de la actividad y los niveles de inflación, permitieron a los empresarios realizar las corridas para estructurar su propuesta, con igual aumento, tanto para los proyectos privados como los estatales.

Google noticias Panamá América

Y es el horizonte permite ver mejores días para una industria que en la actualidad se mantiene lenta, con solo 20 mil obreros laborando.’

7

mil millones en inversiones estatales se están ejecutando en estos momentos, lo que favorece a la construcción.

31%

Fue el crecimiento de la industria el año pasado, la tercera de la economía.

“Vienen proyectos muy importantes por parte del Estado y actualmente se ejecutan obras por encima de 7 mil millones de dólares”, planteó el empresario.

Aunque la participación de la construcción en la economía nacional bajó a un 8%, hay cifras que indican que la actividad se recupera, pero a pasos lentos.

De septiembre de 2020 a junio de 2021, fue la carta ocupación con mayor recuperación en el mercado laboral, al incorporar a 12,511 trabajadores.

En 2021, la industria fue la tercera en crecimiento a nivel nacional, con 31.7%, por debajo de la mina y los servicios personales.

Con todo este panorama, Allen estima que la recuperación en firme de la industria podría darse a finales de 2023.

La otra parte

Para la dirigencia del Suntracs este aumento, que promedia 6% permite, por lo menos, que los obreros puedan hacer frente al alto costo de la vida.

Saúl Méndez, secretario general del sindicato, es consciente que no se pudo lograr lo que ellos anhelaban, como en toda negociación, pero salen satisfechos de un ajuste que impactará a 20 mil obreros activos y a los que se vayan sumando, conforme se abran otros proyectos.

“Obviamente, en el camino no se alcanza el 100% de nuestras demandas, pero se alcanza puntos que son aceptables en medio de una negociación y una situación como la que vivimos en estos momentos”, dijo Méndez.

La actitud, sin duda, reflejó el interés de ambas partes por evitar una paralización de labores en momentos en que la economía trata de levantarse, tras un confinamiento provocado por la pandemia.

“Evitar una huelga fue una de nuestras intenciones desde el inicio. Hubiese sido nefasta para el país”, consideró el vocero de la Capac.

Y es que ha quedado demostrado que las huelgas en la construcción, no solo impactan en el sector, sino en toda la economía.

Así se vivió en 2014, cuando en plena campaña electoral hubo una huelga de 12 días, y en 2018, cuando demoró un mes y desmovilizó a una economía que venía en descenso.



MÁS INFORMACIÓN