“Si la Policía nos agrede, aplicaremos la justicia indígena”

Los manifestantes indígenas en Quito tienen retenidos este jueves a al menos ocho policías y advierten de que aplicarán sobre ellos la justicia ancestral si las fuerzas del orden atacan la sede de la Casa de la Cultura Ecuatoriana en la capital del país, donde se encuentran, en medio de la crisis por las masivas protestas contra el Gobierno.

“Afuera nos dicen que el Gobierno empieza a mandar ya las bombas lacrimógenas. Entonces, ahora nuestros líderes indígenas no les van a soltar a los policías porque necesitamos un respeto. Si ellos nos agreden, nosotros vamos a aplicar la justicia indígena“, ha afirmado Fabián Masabanda.

Indígena de la provincia de Imbabura, Masabanda ha asegurado que no se responsabilizan “de la vida de los policías” si las fuerzas del orden atacan la zona donde se encuentran, la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

La retención de los agentes se produce cuando la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) se ha declarado “de luto” por la muerte el miércoles de un manifestante durante las protestas, según confirmó la Defensoría del Pueblo.

“Nosotros venimos en son de paz, pero el Gobierno nos ha maltratado cruelmente“, ha apuntado Masabanda, que señala que retuvieron a los policías “porque empezaron a agredir”. Asimismo, ha denunciado que este miércoles la policía “atacó con bombas lacrimógenas” una zona de la universidad donde pernoctan desde que llegaron a Quito, en el marco de las protestas que estallaron hace una semana por la eliminación del subsidio de los combustibles.

Los agentes retenidos se encuentran bien

Los ocho policías se encuentran en buen estado, según ha informado uno de los agentes involucrados. “Estamos bien, no nos han maltratado”, ha indicado Darwin Lárraga, que ha confirmado el número de personas retenidas.

El presidente de la Conaie, Jaime Vargas, ha explicado que los retenidos cumplirán una “misión”. “Van a cargar los ataúdes de los muertitos y vamos a hacer unas caminatas; y después se irán a la casa y vamos a entregarlos así de sanitos”, ha añadido el líder indígena.

Consultado sobre la “misión” mencionada por Vargas, Lárraga ha respondido que no tienen ninguna información. “Hasta ahora estamos bien, esperemos que las cosas sigan así“, ha indicado, y ha resaltado que en este momento no tienen radios de comunicación y no han podido contactar con las autoridades.

Sobre los agentes retenidos, la Conaie aseguró en un comunicado que están “garantizados” los “derechos humanos, físicos y psicológicos y de sobrevivencia en situación de conmoción social, contemplados en la Constitución de la República y demás instrumentos internacionales”.

Durante el tiempo que dura la retención de los policías, los indígenas los han obligado a utilizar sus radios para pedir a sus compañeros en el exterior que no repriman a los manifestantes, que también exigen que las fuerzas que rodean el parque El Arbolito, junto a esa institución, se alejen para que ellos puedan salir.

Agrupados en la Conaie, una de las organizaciones indígenas más grandes del país, los manifestantes llegaron a Quito a inicios de semana para participar en protestas contra la eliminación del subsidio de los combustibles en el marco de un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional.

El Gobierno tilda de “secuestro” la retención

El secretario general de la Presidencia de Ecuador, José Augusto Briones, ha calificado de “secuestro” la retención de los ocho agentes de la Policía por manifestantes indígenas.

“En este momento hay ciudadanos ecuatorianos secuestrados en la Casa de la Cultura. Seis policías fueron retenidos y a 27 periodistas de distintos medios de comunicación no se les ha permitido salir, como es su voluntad”, ha expuesto el alto funcionario en una cadena nacional transmitida por televisión, antes de saber que el número de agentes ascendía a ocho.

17 detenidos con información sobre el presidente

La Policía ecuatoriana ha detenido este jueves a 17 personas, la mayor parte de ellas venezolanos, con información “sobre la movilización (los movimientos) del presidente y vicepresidente”de Ecuador, ha revelado la ministra de Gobierno (Interior), María Paula Romo.

“Cada nuevo evento confirma todos los intereses que están detrás del caos en el país. Lo enfrentamos con la fuerza de la ley, la defensa de la democracia y sin subestimar lo que se encuentra en juego”, ha añadido, en alusión a que este jueves se cumple una semana de protestas contra el Gobierno.

La funcionaria ha colgado esos mensajes con la etiqueta “Esto no es un paro”, para reforzar la teoría que las autoridades manejan desde la semana pasada de que en las manifestaciones hay infiltrados que pretenden atentar contra la estabilidad de la democracia.

Discrepancias sobre el número de fallecidos

Al menos cinco personas han muerto en el marco de las protestas que se han producido en la última semana en Ecuador contra la reforma económica del Gobierno, según ha informado este jueves la Defensoría del Pueblo. El Ejecutivo, en cambio, sostiene que solo hay un fallecido y tacha de “rumores” otros balances.

De acuerdo con la Defensoría, entre los fallecidos se encuentra Inocencio Tucumbi, dirigente de la CONAIE de Cotopaxi.

“Hacemos un llamamiento al Gobierno a erradicar la violencia y garantizar el ejercicio del derecho a la protesta social de forma pacífica”, ha dicho el organismo, al tiempo que ha expresado su “solidaridad” por las víctimas.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Ecuador, José Valencia, ha indicado que el Gobierno no tiene constancia sobre tales fallecimientos y que cree que las noticias sobre los mismos son “fruto de informaciones no sustentadas, rumores que corren y que no tienen ningún fundamento en la realidad”.

“Nosotros no tenemos ningún reporte de muertos del día de ayer”, ha hecho hincapié Valencia, que ha especificado que, según la información que maneja el Gobierno, el único fallecido en el marco de las protestas es la persona que fue atropellada por un vehículo particular.

Un muerto por atropello el domingo

Un hombre de 35 años fue atropellado el domingo en la carretera que une las localidades de Cuenca y Molleturo, en la provincia de Azuay (en el sur del país), “por un vehículo que aparentemente huía del lugar al ser agredido por comuneros” que mantenían bloqueada la vía publica, según informó la Comisión de Tránsito de Ecuador en un comunicado.

“Era un manifestante que había levantado una valla con llantas incendiadas y, cuando intentó pasar por un costado de la vía sin darse cuenta de que había un automóvil, fue atropellado”, ha explicado Valencia. “Es el único incidente que tenemos registrado”, ha zanjado.

Por otro lado, el ministro ecuatoriano se ha referido al balance de agentes heridos que dejan las movilizaciones. “Hay 88 policías heridos en estas manifestaciones”, ha asegurado Valencia, que las ha calificado como “extremadamente violentas”.

https://platform.twitter.com/widgets.js

MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: