Sector privado pide reactivar obras en Colón


Reactivar los proyectos d e infraestructura que permanecen detenidos en la provincia de Colón con el objetivo de crear nuevas plazas de trabajo fue la petición que hicieron ayer los presidentes de los principales gremios del sector privado que se trasladaron al sector atlántico tras las protestas realizadas en los últimos días.

Marcela Galindo, presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, indicó que generando más puestos de trabajo se logrará mejorar el ingresos de los habitantes de la provincia de Colón.

“Estamos aquí para trabajar todos de manera conjunta. Se debe cumplir con las promesas, aunque reconocemos que la situación que está sucediendo es producto de lo que ocurre en el mercado internacional por el conflicto entre Rusia y Ucrania, así como la política cero covid-19 de China, lo cual tiene mucha incidencia en nuestro país”, manifestó.

Por su parte, Rúben Castillo Gil, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), manifestó que lo ocurrido en los últimos días no se puede tolerar y recalcó que en democracia todos tenemos derecho de expresar su malestar, pero sin afectar los derechos de terceros.

Luis Frauca, presidente del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), dijo que un porcentaje importante de los bienes que se consumen en el país entran por la provincia de Colón. El empresario solicitó a todos los gremios privados estar vigilante de las promesas que realice el Gobierno.

De acuerdo con datos estadísticos del Centro de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio, la provincia de Colón representa aproximadamente un 17% del producto interno bruto (PIB) del país.

Para el presidente de la Cámara Marítima de Panamá, Enrique Clément, las imágenes de vandalismo en la provincia de Colón, en especial contra el ferrocarril, encendió la alarma de empresas internacionales que solicitan información diaria del desarrollo de las protestas.

Recordó que el sector marítimo y logístico aporta el 30% del PIB, y advierte que cualquier imagen de violencia afecta la imagen del país.

Además de solicitar la reactivación de proyectos de infraestructura, los gremios empresariales solicitaron al Gobierno, mejorar la comunicación, no solo con los habitantes de la provincia de Colón, sino con el resto de la población a nivel nacional.

El presidente del Conep indicó que es hora de un cambio de paradigma en la gobernanza del país, donde se mejore la comunicación para evitar que se repitan los actos de violencia como los ocurridos en Colón.

Durante su intervención la presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivo de Empresa (Apede), Elisa Suárez, reiteró que no se puede negociar con violencia y pidió a las autoridades propiciar el ambiente para que las empresas generen nuevos puestos de trabajo.

“No permitamos que las necesidades de la población sean manipuladas por ideologías que solo buscan el caos”, dijo Suárez.



MÁS INFORMACIÓN