Seat cierra la planta de Martorell (Barcelona) durante tres días por la ‘crisis de los microchips’


Seat ha decidido cerrar la planta de Martorell (Barcelona) tres días esta semana -este lunes 6, el martes 7 y el viernes 10 de septiembre- debido a la escasez de suministro global de semiconductores que afecta a toda la industria del automóvil.


Fuentes de la compañía han explicado a Europa Press que se han acordado medidas de flexibilidad interna con los representantes sindicales para los turnos desconvocados, mientras que el miércoles 8 de septiembre y el jueves 9 las tres líneas de la planta reanudarán su producción.

La compañía no descarta más ajustes en la producción de automóviles en Martorell debido a los nuevos brotes de Covid-19 en Asia, ya que han provocado el cierre de las plantas de fabricación de semiconductores.

La automovilística ha señalado que la demanda de los modelos de Seat y Cupra se encuentra actualmente “en niveles pre-Covid” y ha añadido que está haciendo todo lo posible para mantener la producción habitual.

Generalmente, Seat para su producción cuatro semanas de agosto, pero los problemas de oferta por la crisis de semiconductores provocó que se aprobara que la línea 2 -que fabrica los modelos León y Formentor- habilitara dos turnos diarios ese mes, mientras que la línea 1 también trabajó de forma excepcional una semana a finales de agosto.

La empresa ya tuvo que frenar su actividad en Martorell a causa de la escasez de semiconductores los días 25, 28 y 29 de junio, y 19 y 20 de julio.

Burselas advierte: la escasez podría prolongarse 18 meses

Las medidas que se están tomando en la Unión Europea para hacer frente a la escasez de semiconductores para diversas industrias como la automovilística tardarán tiempo en dar resultados, según el comisario europeo del Mercado Interior, Thierry Breton, que habló de un período de unos 18 meses.

sss

En una conferencia de prensa este lunes en París, Breton insistió en que para resolver esos problemas de escasez “son las empresas las que tienen que invertir” y de hecho ya lo están haciendo, pero el problema es que “eso tardará meses”.

Recordó que actualmente en la Unión Europea se fabrican en torno al 10% de los semiconductores del mundo, y que los que están causando problemas de aprovisionamiento -la producción mundial de coches se verá reducida en un 10% este año respecto a lo programado por esa razón- son en general productos con una tecnología relativamente simple. Sobre todo, hizo hincapié en que de cara al futuro con el aumento de las ventas de los vehículos eléctricos y de hidrógeno y los nuevos desarrollos tecnológicos, harán falta muchos más semiconductores y más complejos.

Para eso hizo notar que bajo los auspicios de la Comisión Europea se ha constituido una alianza que reúne a todos los actores del sector, como fabricantes o institutos de investigación. Con esa alianza se van a definir los objetivos, por ejemplo en términos de nuevos centros de producción en la Unión Europea, y “ahí habrá dinero público”, indicó. Añadió que se esperan “inversiones importantes” en los próximos semestres en suelo comunitario.



MÁS INFORMACIÓN