se parte el tobillo y sus compañeros rompen a llorar


Dak Prescott protagonizó la noticia negativa de la jornada de la NFL. El jugador de los Dallas Cowboys sufrió una grave lesión en el tercer cuarto del partido ante los New York Giants que conmocionó al mundo del deporte.

Los Cowboys ganaron el partido 37-34 pero la noche quedó marcada por las escalofriantes imágenes que dejó la lesión y la gran preocupación que se vivió en el AT&T Stadium de la ciudad texana.

Su equipo confirmó la rotura de tobillo que mostraron las primeras imágenes, al informar de que había sufrido “una fractura y dislocación compuesta del tobillo derecho”, una grave lesión que le tendrá apartado de los terrenos de juego entre cuatro y seis meses.

Las reacciones de sus compañeros y del público cuando Prescott cayó mal hablan por sí solas, como recogen las imágenes que corren por las redes sociales. Hubo quien no pudo contener las lágrimas ante el drama que se estaba viviendo.

Prescott fue atendido a pie de campo rodeado por sus compañeros, que estuvieron en todo momento apoyándole. Finalmente, fue trasladado a un hospital tras salir del campo en un carrito médico, con lágrimas en los ojos y con el puño levantado hacia el público que le ovacionaba. El jugador fue operado el domingo por la noche y según informó el club la cirugía fue un éxito, aunque se da por hecho que se perderá toda la temporada.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: