Salud confirma primera hospitalización por viruela del mono en Puerto Rico


La Primera Oficial de Epidemiología del Departamento de Salud, Melissa Marzán, confirmó la primera hospitalización de una persona infectada con la viruela del mono, en momentos en que se han registrado en la isla unos 68 contagios del virus.

En entrevista con Primera Hora, la epidemióloga explicó que la persona está “estable”, mientras agregó que ha habido otros pacientes que han tenido que acudir a salas de emergencias a recibir tratamiento contra la enfermedad. No se ofrecieron detalles adicionales sobre el paciente hospitalizado.

“Las personas que han ido al hospital a atenderse, particularmente lo hace porque las lesiones son dolorosas y buscan servicios para poder manejar los síntomas asociados”, puntualizó Marzán.

Detalló que, de igual forma, los médicos evalúan a los pacientes para determinar si son candidatos a recibir alguno de los dos tratamientos disponibles y que se encuentran en una fase de protocolo de investigación.

“Son tratamientos bajo custodia de los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) y se han hecho disponible a las jurisdicciones. Los candidatos deben cumplir son criterios de mayor riesgo a complicaciones por viruela símica y el paciente tiene que consentir”, explicó.

El tratamiento al que alude Marzán es el Tecovirimat, un antiviral disponible a través de un protocolo de acceso a Nuevos Medicamentos en Investigación (EA-IND) para el tratamiento de la viruela símica y a través de la Reserva Nacional Estratégica Federal (Strategic National Stockpile, SNS). Tecovirimat está disponible en formulaciones orales e intravenosas y su recomendación es viable luego de evaluación médica. Si un paciente es elegible a tratamiento y se recibe el consentimiento informado del mismo, el médico en colaboración con el Departamento de Salud despachará el medicamento.

Explicó que el medicamento oral consiste en tres pastillas que se ingieren dos veces al día por dos semanas, aunque pudiera extenderse por más tiempo. Mientras la infusión se utiliza por 14 días.

Según han explicado portavoces de Salud la viruela del mono suele tener 2 etapas: el periodo de invasión y el periodo de erupción cutánea.

La primera etapa ocurre entre los días 0 al 5 y suele ser caracterizado por fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor de espalda, nódulos linfáticos inflamados, escalofríos y fatiga. La inflamación de los nódulos, de aparecer, suele ser clave en el proceso de diagnóstico. Los nódulos linfáticos pueden inflamarse en el cuello (submandibulares y cervicales), las axilas (axilares) o la ingle (inguinales) y aparecer en ambos lados del cuerpo o sólo en uno.

La segunda etapa, caracterizada por las erupciones en la piel, suele ocurrir entre 1 a 3 días después del inicio de la fiebre. Generalmente se afecta primero el rostro y se extiende al resto del cuerpo. Las zonas más afectadas son: la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Las erupciones en la piel pasan por cuatro etapas: macular, papular, vesicular, pustular y finalmente se forman costras. Las costras se producen en 10 días y la eliminación completa puede tardar hasta 3 semanas.

En una entrevista reciente con este diario la Primera Oficial Médico de Salud, Iris Cardona, confirmó que el virus puede coexistir con infecciones de transmisión sexual (ETS). De hecho, afirmó que durante el brote actual se ha evidenciado que algunos pacientes están coinfectados con ETS como sífilis, gonorrea y VIH.

Perfil epidemiológico en la isla

El primer caso de la viruela del mono fue confirmado en Puerto Rico el 29 de junio. Desde entonces, el virus ha ido evolucionando y, según Marzán hasta el 18 de agosto sumaban 68 los casos positivos, de los cuales 66 son residentes y dos viajeros.

“Además hay 14 casos sospechosos y 16 contactos cercanos en monitoreo. Mientras pasan los días se suman más personas y hay más apertura a los procesos de investigación. No todo el mundo quiere divulgar su información o la de sus contactos cercanos, pero hemos visto un aumento y más apertura. Siempre es importante indagar para invitar a esas personas a la vacunación”, explicó.

Según la investigación de casos, de los 68 contagiados solo una es del sexo femenino. Mientras, el 60% residen en la región metropolitana.

“El único menor de edad es una persona de 19 años”, manifestó la epidemióloga.

Marzán explicó que la situación de Puerto Rico se considera un brote porque está “contenido en un sector particular de la población”.

“Estamos hablando de hombres que se identifican como gay, bisexual o hombres que tienen sexo con otros hombres y por eso se categoriza como brote. Y esta es una característica consistente con lo que vemos a nivel internacional o Estados Unidos”, dijo.

Mientras, el secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado, recalcó en entrevista radial con WKAQ que la agencia se encuentra en vigilancia activa y enfatizó que “esto no es una enfermedad exclusiva de nadie”. “O sea, los virus no escogen a las personas. Tenemos que saber identificar esa viruela y mantenernos aislados”, acotó.

En términos de vacunación la agencia ha registrado 780 dosis administradas y en su gran mayoría se han llevado a cabo en colaboración con las organizaciones Coaí, Inc., Puerto Rico para Todes y True Self Foundation, a fin de brindar herramientas de prevención a la población LGBTTIQ+.

“Hemos recibido 14,035 dosis y es importante aclarar que la dosificación cambió. Antes un vial daba para una persona y ahora puede dar para cinco y por eso el inventario aumentó para nosotros. De esas dosis recibidas se han distribuido 5,780 a través de 20 clínicas”, sostuvo Marzán.

Asimismo, explicó que los criterios actuales de vacunación se extendieron y más allá de las personas identificadas como contactos se están considerando otros grupos.

“Ahora mismo estamos vacunando a personas que en los últimos 21 días hayan tenido más de una pareja sexual; que hayan tenido contacto sexual piel con piel con alguien que hayan conocido a través de aplicaciones en líneas; si tuvo contacto físico con un caso probable; y también entran en esta fase personas participantes de PrEP, que es el tratamiento de prevención que utilizan personas en riesgo a contraer VIH… si en el screening la persona contesta sí a alguna de estas preguntas, se puede vacunar”, aseveró.

A nivel mundial, según un registro que llevan los CDC se han reportado 40,399 casos en 94 países. Mientras, se han reportado 12 muertes asociadas al virus.



MÁS INFORMACIÓN