Salió de hacerse un ‘blower’ y logró evitar un suicidio en Los Libertadores


 

La no tolerancia, aunado al manejo de la frustración, desencadenan muchas veces decisiones equivocadas como la de quitarse la vida, señala  Lizmaineth Hernández, psicóloga clínica.

 

Ver aquí: Hija mata a su madre y madre se suicida junto a su hijo, ¿qué está pasando?

 

La Organización Mundial de la Salud revela que el suicidio es muy poco frecuente antes de la pubertad y está asociado a la adolescencia, entre edades de 15 a 17 años.

Sin embargo, una vida se pudo salvar en uno de los edificios de Los Libertadores, ubicados cerca de la vía Ricardo J. Alfaro, corregimiento de Betania.

 

Tres segundo al filo de la muerte

“Fueron unos tres segundo más largos de mi vida. La tenía agarrada por el cuello del suéter, cuando la joven decidió saltar al vacío, describe sorprendida una mujer de 31 años, quien salvó a una extranjera de unos 19 años.

La venezolana intentaba lanzarse al vacío desde el balcón del edificio Z-5.

 

Esta decida a lazarse

“No lo pensó. Estaba sentada en la baranda del balcón, cruzó su pies y no dudó en lazarse. Sus pies colgaban en el aire”, seguía describiendo la madre de una pareja de niños.

La joven, quien intentó suicidarse vive en la torre Z-5, en el  piso 11 de este edificio. Su balcón queda frente a la tienda del lugar.

 

Se puso manos a la obra

Unos diez minutos antes,  la salvadora de la extranjera se dirigía hacerse un blower, porque quería estar impecable para ver jugar a su hijo en un partido de fútbol.

No duró mucho en el salón de belleza, cuando notó el escándalo de un grupo de personas en la planta baja. “Una muchacha se quiere lanzar del balcón”, comentaban.

“Salí de ahí rápido y veo a un grupo de personas mirando hacia arriba. Allá estaba la muchacha que se quería lanzar”, reveló a este medio.

Quedó sin palabras. Sin embargo,  pensó rápido y decidió subir las escaleras para llegar al piso 11, donde reside la extranjera.

 

Un sangrado casi impide que la ayudará a tiempo

No fue fácil,  pues había cosas que querían interrumpir su llegada. 

“El subir rápido por las escaleras hizo que el periódo me bajará demasiado y me manché la ropa. Quería detenerme y cambiarme de empaque donde una vecina, pero algo me decía sigue subiendo y lo olvidé”, dijo sin miedo.

Ella iba con una carta bajo la manga y era hablarle de la palabra de Dios.

 

 

Los pasos se hacían más rápido y cuando estaba a punto de llegar al piso 11, ve un grupo de personas que no se le permite el paso.

“Estaba un oficial de la Policía intentando convencerla. Nadie se arriesgaba a entrar mucho, porque la presión podría hacer que se lanzara”, decía.

 

Siervo actuó en el momento

Ella tenía que intentar algo rápido así que alzó su voz y comenzó a decir: “¿Quién conoce la palabra?, ¿quién está en Cristo?”.  Y la voz de un hombre de unos 32 años se escuchó con un “yo”. Era un barbero del lugar.

La testigo intenta pedirle a un policía que lo dejará pasar para que le hablara de la palabra de Dios y consigue un resultados positivo.

“El siervo le decía que no lo hiciera, que Cristo la amaba”, pero ella seguía en shock sin decir una palabra e intentando saltar, relataba.

La mujer, quien también vive en Los Libertadores, a un costado de este, al ver que el siervo todavía no conseguía ningún avance con la joven, entró en desesperación y también decide actuar. 

“ Me intenté acercar y le conté de mi vida pasada. Qué yo también pasé por eso, pero que no me dejé vencer. Qué no se dejará llevar por el enemigo, que quería llevarse su alma. Fue una guerra espiritual”, contó.

La joven seguía en shock

Sin embargo, aún no la convencía. Ella solo movía la cabeza dando a entender que no se iba a bajar y sus lágrimas corrían por su mejilla.

“Dame una oportunidad, Dios te ama. Él te quiere usar de testimonio”, con esto tampoco conseguía nada.

 

Pasan los minutos y el ambiente estaba tenso. Dentro del apartamento estaba una joven, compañera de la que intentaba quitarse la vida, quien con señales le decía que no lo hiciera. No dio resultado.

Mirada vaga y ojos frío era la expresión de esta mujer extranjera. Así la describe esta testigo, quien cuando intentó acercarse un poco más a ella, creyendo que la había convencido, se lanza.

“La agarre por el cuello del suéter. Decía que en mi país no iba a ocurrir lo que pasó con la mujer en Colombia que murió con su hijo. No iba ganar el enemigo”, ilustró con voz entrecortada.

 

Entérate aquí: Feliz, pero reservada, así era Zulay, joven de 17 años que se ahorcó en La Mitra

 

No hubo tragedia. Enseguida actuaron otras personas. Un hombre  del Sistema Nacional de Protección Civil de Panamá y el siervo llegaron a tiempo y la ayudaron hacer fuerza para levantar a la afectada.

“Si ellos no hubieran entrado a tiempo, no hubiera podido”, dijo en este hecho que la marcó y dejó una enseñanza de vida.

La vecina también recordó que Dios por medio de otras personas te pone en el lugar indicado para evitar un tragedia dolorosa y fatal.

Rumores

Tras este acontecimiento, se dicen muchas hipótesis. Una es que se iba lanzar por una relación amorosa y la otra por problemas financieros. 

La dama que contó esta experiencia no se siente héroe, alega que “el héroe es Cristo”. 

https://platform.twitter.com/widgets.js



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook