Rusia suspende su cooperación con Estados Unidos para la Estación Espacial Internacional


La agencia espacial Roscosmos de Rusia dejará de trabajar con la NASA y otras agencias espaciales occidentales en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

Este sábado, el director de Roscosmos, Dmitry Rogozin, criticó las sanciones internacionales contra Rusia y dijo que la cooperación normal entre la agencia espacial y sus contrapartes occidentales solo sería posible después de que fueran levantadas.

“El propósito de las sanciones es acabar con la economía rusa, hundir a nuestro pueblo en la desesperación y el hambre, y poner de rodillas a nuestro país. Está claro que no tendrán éxito, pero las intenciones son claras”, señaló Rogozin en un tuit. “Es por eso por lo que creo que la restauración de las relaciones normales entre los socios en la Estación Espacial Internacional y otros proyectos solo es posible con la eliminación total e incondicional de las sanciones ilegales”.

¿El fin de la cooperación?

Rogozin dijo que Roscosmos presentaría propuestas para finalizar su trabajo con la NASA y otras agencias espaciales internacionales a las autoridades rusas, pero aún no está claro cómo afectaría la decisión a la estación espacial.

El cambio de parecer es extraño luego de que Rusia trajera a Tierra al estadounidense Mark Vande Hei y la propia NASA señalara que aún se encontraba en buenos términos con la agencia rusa camino hacia la cooperación a finales de décadas.

La ISS no es propiedad de un solo país. Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia, Canadá y Japón operan la estación a través de un acuerdo de cooperación entre los países. Roscosmos, sin embargo, es fundamental para la ISS. El Segmento Orbital Ruso maneja el control de guía para toda la estación.

Estados Unidos y muchos otros países impusieron duras sanciones a Rusia tras su invasión de Ucrania el 24 de febrero. Entre otros efectos, esas sanciones han hecho que los rusos promedio pierdan acceso a muchos servicios hechos en occidente, incluyendo los servicios de Apple y Google. También han dificultado que las empresas rusas retiren sus ganancias de plataformas de mercados en línea como Steam.

La ISS no es el primer programa espacial conjunto que ve su futuro envuelto en incertidumbre debido a las crecientes tensiones entre Occidente y Rusia. En marzo, Roscosmos dijo que no transportaría los satélites de Internet de OneWeb al espacio hasta que el gobierno del Reino Unido vendiera su participación en la empresa. Ese mismo mes, la Agencia Espacial Europea anunció que suspendía su misión conjunta ExoMars con Roscosmos.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.



MÁS INFORMACIÓN