Rusia da un ultimátum a Ucrania y anuncia ofensiva final para la toma de Mariúpol

El Ejército ruso anunció este martes la ofensiva final para la toma de la ciudad portuaria de Mariúpol (mar de Azov) después de que venciera el plazo para que las fuerzas ucranianas depusieran las armas y abandonaran la urbe en dirección al territorio controlado por Kiev. “Hemos informado a Kiev en reiteradas ocasiones y por todos los canales accesibles de las propuestas sobre la posibilidad de retirarse de Mariúpol de las unidades de las Fuerzas Armadas ucranianas que depongan las armas”, informó el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el general Igor Konashenkov, en su parte vespertino.

Según el general ruso, desde las 6 de la mañana, hora local, de hoy se reiteró la propuesta a los militares ucranianos de entregar las armas y salir por una ruta segura a los territorios controlados por las autoridades ucranianas, la cual fue ignorada. “Tomando en consideración el desinterés de Kiev de conservar la vida de sus militares, Mariúpol será liberado de las unidades nacionalistas por las Fuerzas Armadas de Rusia y la República Popular de Donetsk”, alertó.


Precisó que en la mañana de este martes el Ejército ruso frustró un nuevo intento de evacuar al mando del batallón nacionalista Azov con el derribo de dos helicópteros Mi-8 que trataban de alcanzar la ciudad desde el mar. Konashénkov informó que las fuerzas de la “República Popular de Lugansk” continuaron su avance contra las posiciones de la 24 Brigada Motorizada del Ejército ucraniano, que le presentó batalla en las afueras de la localidad de Novotoskóvskoye.

Además, señaló que estas fuerzas lograron romper las líneas de defensa de la 57 Brigada de Infantería Motorizada ucraniana, que perdió hasta 50 efectivos y 9 blindados en los límites al norte de la localidad de Zamúlovka.

Mariúpol, ciudad en la que aún permanecen unas cien mil personas, según diversas estimaciones, se encuentra bajo asedio de las tropas rusas y las milicias separatistas desde hace varias semanas. Según el Ayuntamiento, en el sitio de la ciudad, condenado por su brutalidad por la comunidad internacional, pueden haber muerto unas cinco mil personas.

La pasada semana el Ejército ruso se retiró de la región de Kiev y reagrupó sus fuerzas para centrar todos sus esfuerzos en la conquista del Donbás, objetivo original de la denominada por Moscú “operación militar especial” lanzada el 24 de febrero pasado, lo que fue confirmado hoy por la OTAN.

MÁS INFORMACIÓN