Resumen de las noticias de la guerra de Rusia en Ucrania del 6 de abril


EE.UU. dice que China se siente “incómoda” al apoyar a Moscú

La embajadora Linda Thomas-Greenfield se dirige al Consejo de Seguridad de la ONU el 5 de abril. (Andrew Kelly/Reuters)

La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, declaró este miércoles a CNN que Beijing se siente “incómodo” al apoyar a Rusia en relación con la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

“Puedo decirte que [China] está incómoda en esta posición, y notarás que en la mayoría de las votaciones se abstuvieron, no votaron con Rusia, se abstuvieron”, dijo Thomas-Greenfield a Christiane Amanpour de CNN en una entrevista.

“Aunque algunas abstenciones fueron una decepción, una abstención de China fue vista como un mensaje importante de que China no está totalmente del lado de Rusia en esta guerra desmedida contra Ucrania”, añadió.

Este martes, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, pidió la retirada de Rusia como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y puso en duda que la institución sea adecuada para su propósito.

“Es obvio que la institución clave del mundo, diseñada para combatir la agresión y garantizar la paz, no puede funcionar eficazmente”, dijo Zelensky, dirigiéndose directamente al Consejo por videoconferencia.

En declaraciones a Amanpour desde su oficina de la ONU en Nueva York, Thomas-Greenfield dijo que entendía la frustración del líder ucraniano y reconoció que el Consejo de Seguridad ha sido incapaz de detener la guerra. Sin embargo, dijo que el consejo debería ser “reconocido” por aislar a Rusia.

“Su veto no veda la posibilidad de que les llamemos la atención. El hecho de que el presidente Zelensky haya podido hablar ante el consejo de seguridad con Rusia sentada en la sala y ver esa horrible película que mostró, demuestra el poder del consejo, que somos capaces de llamarlos, de condenarlos, de aislarlos ante el mundo para que no utilicen esta plataforma como miembro permanente del consejo de seguridad para insistir en su propaganda”, dijo la embajadora.

“Nadie se lo cree. Ayer hablaron 14 países, los 14 pidieron a Rusia que cesara en su empeño contra Ucrania. Así que, aunque no podemos detener la guerra, podemos hacer que sea muy difícil para Rusia sentarse cómodamente en este consejo y promover las mentiras y la propaganda”, continuó.

El embajador dijo que la agresión de Rusia ha provocado un frente unido entre los países de la OTAN y “una fuerte coalición de condena”.

“No creo que Rusia esté ganando esta guerra de propaganda. Están teniendo éxito dentro de su propio país, y tenemos que hacer un mayor esfuerzo para hacer llegar la información a los propios rusos, para que sepan que sus jóvenes están muriendo, que sus cuerpos están siendo abandonados en las calles, que no están siendo llevados a casa. Ese es el mensaje que tenemos que hacer llegar al pueblo ruso”, dijo a Amanpour.

Amanpour preguntó a Thomas-Greenfield sobre los fracasos históricos del Consejo de Seguridad de la ONU, y citó Srebrenica, una ciudad que el Consejo de Seguridad había designado como “zona segura” bajo la protección de la ONU antes de que cayera en manos de las fuerzas serbias de Bosnia en 1995. Cuando se le preguntó si piensa en estos fracasos al abordar la cuestión de Ucrania, la embajadora estadounidense dijo que se le pasa por la cabeza “todos los días”.

Thomas-Greenfield señaló el hecho de que Estados Unidos haya pedido esta semana la suspensión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

“No podemos cometer ningún error aquí, tenemos que mantener la presión sobre Rusia, tenemos que llamar la atención sobre lo que están haciendo”, dijo a la CNN, añadiendo que “sabemos que están cometiendo crímenes de guerra”.



MÁS INFORMACIÓN