Reparos del “task force” médico ante plan de reapertura que anunció Wanda Vázquez




Cuando anunció la reapertura de numerosos sectores económicos, iglesias y otros espacios, la gobernadora Wanda Vázquez Garced ofreció su mensaje ante la ausencia absoluta del componente médico y salubrista de su administración, uno de los pilares en la ofensiva del gobierno por el control y manejo de la pandemia de COVID-19.

Algunas voces del equipo de salud objetaron el plan presentado por la mandataria.

Además de la incomparecencia de todos los miembros del grupo médico que designó para que la asesoraran en el manejo de la emergencia, fue notable la ausencia del secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano. El funcionario estuvo presente en un encuentro junto a la mandataria, otros miembros del gabinete y representantes de diversos sectores justo antes de la conferencia de prensa, pero no acudió al encuentro con periodistas.

Las explicaciones brindadas por el gobierno sobre la ausencia del titular de Salud generaron interrogantes que, de inmediato, no fueron respondidas por La Fortaleza.

Originalmente, surgieron versiones que apuntaban a que González Feliciano había tenido un quebranto de salud de emergencia, pero dos fuentes de El Nuevo Día informaron, por separado, que el psiquiatra no estuvo en el anuncio porque recientemente estuvo expuesto a un caso positivo a COVID-19 y estaba pendiente de los resultados de laboratorio. La información fue confirmada, poco después, por el propio secretario en declaraciones escritas, en las que informó que arrojó negativo a la prueba que mide anticuerpos al virus (serológica), pero estaba pendiente de los resultados de la prueba diagnóstica molecular (PCR, en inglés).

“Hasta tanto tenga el resultado de la prueba molecular, me mantendré trabajando a distancia, siguiendo el protocolo establecido para estos casos”, indicó.



La gobernadora se limitó a decir, en la rueda de prensa, que González Feliciano se había sido excusado, pues tuvo una emergencia. También aseguró que los miembros del grupo asesor de salud no comparecieron, pero se excusaron y enviaron su insumo.

De inmediato, no fue posible conocer por qué en la cuenta de la primera ejecutiva en Twitter fue borrado un tuit que confirmaba la presencia del secretario de Salud en la reunión, y luego fue publicado otro que omitía su participación en el encuentro. Tampoco fue posible conocer si Vázquez Garced se haría la prueba para detectar el COVID-19 tras haber estado expuesta al secretario.

Reparos del “task force” médico

Este medio supo que, entre los miembros del grupo médico asesor hay malestar, pues habían recomendado que la reapertura se hiciera por etapas. Además, advertían que los centros comerciales debían permanecer cerrados en esta fase.

“Habíamos recomendado que, entre cada etapa de reapertura, pasaran tres semanas, pero (con el mensaje de ayer) ya está casi todo (abierto)”, dijo uno de los miembros del “task force” bajo anonimato. Aseguró que el grupo no fue invitado al mensaje de la gobernadora.

Recomendaciones del task fo… by El Nuevo Día on Scribd

“Es frustrante. No hay suficientes pruebas moleculares (realizadas). Los datos no son contundentes. Estamos muy asustados con lo que pueda pasar. Dios nos cuide y ayude porque ya no hay mucho más que hacer. Veremos las playas llenas este fin de semana. Ojalá y la gente misma sea prudente”, agregó.

La mandataria, en cambio, aseguró que las determinaciones sobre el plan de reapertura se hicieron en consenso. “Sí, había unas reservas con los centros comerciales. Se les explicaron las medidas, en términos del espacio, la cantidad de personas al abrir, asegurar distanciamiento social… No tomamos determinación que no haya sido en consenso”, sostuvo.

El epidemiólogo Juan Carlos Reyes advirtió, por su parte, que en la actualidad los casos se duplican cada 5.5 días, lo que refleja una mejoría, pero no al punto de seguir abriendo sectores económicos con aglomeración de personas en sitios poco ventilados y de escaso distanciamiento físico.

Este diario logró acceso a las recomendaciones que emitió el grupo de salubristas, según constan en un informe sometido a la gobernadora esta semana. El documento advierte que, en el país, no se han cumplido criterios recomendados por la Escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins para reabrir sectores económicos. Estos incluyen la disminución de contagios por 14 días consecutivos, disponibilidad de pruebas, rastreo adecuado de contactos y suficiente capacidad hospitalaria para nuevos casos.



Según el informe del grupo, el único requisito que se cumple es la capacidad hospitalaria. Y, aunque reconocieron que el uso de ventiladores es bajo, ha aumentado la ocupación hospitalaria y el número de pacientes en unidades de cuidado intensivo por condiciones no relacionadas con COVID-19.

El documento también advierte que la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) recomiendan que continúe el distanciamiento físico, lo que incluye evitar conglomeraciones de personas, sobre todo en espacios cerrados. El grupo recomendaba, entre otras cosas, la reapertura del área de informática, tiendas fuera de centros comerciales con ciertosprotocolos y medidas preventivas, servicarros y restaurantes con áreas al aire libre y otras restricciones, así como lugares de alojamiento, pero a un 50% de capacidad.

También, ciertas actividades de entretenimiento y recreación, como ciclismo, caminar, trotar y correr, hasta las 7:00 p.m., así como algunos deportes acuáticos al aire libre en solitario, como surfing, natación, snorkeling y buceo.



MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: