Reino Unido aconseja no vacunar a todos los adolescentes mientras avisan de una posible “infección masiva” en colegios

El organismo de control de vacunas de Reino Unido ha decidido este viernes no vacunar a todos los niños de 12 a 15 años, al considerar que no hay pruebas suficientes para recomendar su vacunación.

Según recoge el medio británico The Guardian, los técnicos han decido ser cautos, dado los casos registrados de miocarditis, una infección que inflama el corazón, pese a ser una reacción poco frecuente asociada a la vacuna.

Este comité, que se planteaba ampliar la vacunación a menores de entre 12 y 15 que no tuvieran patologías, aunque finalmente han decidido que los beneficios que aporta aplicar la vacuna en adolescentes de esta franja de edad sanos son escasos

No obstante, deja la decisión en manos de los ministros, que podrán pedir opinión de los directores médicos de las cuatro naciones que conforman el Reino Unido.

Según ha trascendido, esta decisión se tomo el pasado jueves tras largas discusiones y debates en el seno del comité.

La próxima semana este organismo tomará una decisión en cuanto a la tercera dosis de la vacuna de refuerzo y si deben ser para todos o solo para sectores específicos de la población.

Científicos alertan de una posible “infección masiva” en colegios

A la vez que se hace publica la recomendación, un grupo de científicos internacionales, así como miembros de la comunidad educativa del Reino Unido, publican hoy en la revista “British Medical Journal” (BMJ) una carta abierta en la que exigen medidas para evitar una “infección masiva entre los niños” al reabrir los colegios en Inglaterra.

Los cerca de 30 investigadores que firman la misiva, procedentes del Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, India y Noruega, alertan de que la prevalencia de casos de coronavirus en Inglaterra es 26 veces mayor que cuando comenzó el curso el año pasado y advierten de que la variante mayoritaria, la delta, es más contagiosa que las anteriores.

“La falta de medidas de mitigación llevará probablemente a una expansión de las infecciones en niños y a un absentismo significativo por enfermedad tanto en los estudiantes como en el personal educativo”, alertan los científicos, que dirigen su crítica al ministro británico de Educación, Gavin Williamson.

Si bien admiten “la importancia de que las escuelas permanezcan abiertas durante el otoño y en el largo plazo“, alertan al mismo tiempo de que las medidas adoptadas por el Gobierno, a sus ojos insuficientes, “ponen a todo el mundo en riesgo”.

Para minimizar los contagios, urgen al Ejecutivo a ofrecer las vacunas contra el coronavirus a los menores de entre 12 y 15 años. También exigen que vuelva a imponerse la obligatoriedad de utilizar mascarilla para los estudiantes de secundaria y los profesores en las clases y áreas comunes, así como una mayor inversión en sistemas de ventilación.

Piden asimismo que se reinstauren los grupos “burbuja” para tratar de acotar la expansión de los contagios y que se promuevan las opciones de aprendizaje a distancia.

El ministro de Educación ha declarado por su parte esta semana a la BBC que los niños tienen derecho a vivir una “experiencia educativa mucho más normal” este curso, y defendió que el sistema de test masivos que ha diseñado su departamento es una solución “sensata”.

Con todo, el grupo de asesores científicos para emergencias del Gobierno británico (SAGE) ha advertido que es “altamente probable” que hacia finales de septiembre se registren niveles altos de contagios de covid-19 en los colegios ingleses.

El Reino Unido comunicó el jueves 38.154 nuevos casos de coronavirus, 178 fallecidos por la enfermedad en 24 horas y 848 nuevos hospitalizados. En el conjunto del país hay ingresadas 7.596 personas con covid-19, un nivel similar al de mediados de marzo.

MÁS INFORMACIÓN