Reapertura gradual acabará con los pequeños empresarios


Como una medida injusta y que acabará con los pequeños empresarios es catalogada el plan de reapertura gradual de las actividades económicas en la ciudad de Panamá y Panamá Oeste anunciada ayer por el Gobierno Nacional.

Versión impresa

El ministro de Comercio e Industria, Ramón Martínez, explicó que a partir de este jueves 14 de enero reabrirán el comercio al por menor (en línea y delivery) y el comercio al por mayor, exclusivamente para surtir y distribuir a los establecimientos comerciales.

También podrán reabrir sus actividades la industria de la construcción, actividades relacionadas y cadenas de suministros, servicios administrativos y generales, servicios, profesionales, técnicos, doméstico, limpieza, lavamático, lavandería y lugares de culto con un máximo de 25 personas.

Ashok Nadwani, dueño de la cadena de Panafoto manifestó que estas medidas van acabar con el pequeño comerciante que empezó un año cerrado y por ende sin ventas.

“No entiendo las decisiones de la actual administración al no permitirle a los consumidores ir a retirar un producto a los comercios, sin embargo permiten la asistencia a culto. Me pregunto, donde hay más contagios”, expresó.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

Nadwani aseguró que este es un golpe fuerte al comerciante que lleva más de 10 días cerrados y ahora tendrá que esperar 15 días más para poder reabrir sus puertas al público.

“Es triste lo que está pasando porque muchos panameños no están trabajando a la fecha y tendrá que esperar mucho más tiempo para que sus contratos sean reactivados como se logró en los últimos meses”, resaltó.PaTra la apertura del resto de las actividades el Gobierno Nacional estableció un cronograma que inicia el 1 de febrero con la reactivación del comercio al por menor en su modalidad presencial, tales como salas de belleza, barberías y CAIPIS.

15

de febrero podrán reanudar los lava autos, sastrerías y zapaterías, restaurantes presenciales con uso de mamparas.

Mientras que, para el 15 de febrero podrán reanudar los lava autos, sastrerías y zapaterías, restaurantes presenciales con uso de mamparas y acrílicos, industrias creativas y culturales e industrias pendientes por abrir.

VEA TAMBIÉN: Extienden decreto que mantiene los contratos suspendidos hasta febrero

Por su parte, el 1 de marzo lo harán los gimnasios, sala de masajes, estéticas, spa, lotería e hipódromo, En tanto, el 15 de marzo se hará la reapertura de las playas, balnearios, cines, casinos y juegos de azar.

Quedan sin fecha definida para su reapertura y en análisis las escuelas, colegios, universidades y otras instituciones académicas, las salas de diversión infantil, las canchas deportivas de uso recreativo, congresos presenciales y eventos, bares, cantinas, jardines, discotecas y similares, conciertos, ferias, carnavales, procesiones y desfiles.

Para la presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (Apede), Elisa Suárez estas decisiones tienen que ser consideradas en función de las variables de salud y economía para poder hacerlas de forma asertiva.

“Tengo mucho temos porque estamos regresando a junio 2020 cuando los estaban en números rojos y teníamos una grave situación económica, hoy los números ni siquiera están en rojo y hay comercios que ya no volverán a abrir”, añadió.

Suárez hizo un llamado al Gobierno de que si en estos 14 días no se hizo un trabajo adicional a la cuarentena de trazabilidad, entonces es difícil que se vea rápidamente que los números de contagios o que la gente no llegue a los hospitales.

VEA TAMBIÉN: Comercio al por menor, al por mayor y el sector de la construcción reabrirán a partir del 14 de enero

“Debemos buscar que las personas no se contagien y no lleguen a los hospitales para que así no se sobrepase la capacidad hospitalaria”, añadió.

Extienden suspensión de contratos

La ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), Doris Zapata anunció que se extendió la vigencia del Decreto Ejecutivo No. 231 del 29 de diciembre de 2020 hasta el mes de febrero de 2021.

Zapata dijo que la decisión fue tomada para garantizar el apoyo social y económico mediante el Plan Panamá Solidario, a los trabajadores que permanezcan con contrato suspendidos durante el cierre de las empresas donde laboren, adecuándolos al programa de reapertura.

“La pandemia de la covid-19 nos ha obligado a tomar acciones excepcionales con el único objetivo de promover la paz social y proteger los entornos laborales, bajo la premisa de que no hay empresas sin trabajadores y no hay trabajadores sin empresas”, expresó.

Agregó que el proceso de reintegro conlleva la obligación de notificar la reactivación de los contratos de los trabajadores suspendidos en la plataforma digital disponible en el sitio mitradel.gob.pa.

Hasta diciembre se había reactivado 109 mil contratos suspendidos de un total de 280 mil que se registraron en el Mitradel desde que inició la pandemia en marzo de 2020.

La crisis sanitaria y económica en la que se encuentra el país ha generado la tasa del desempleo se ubique en la más alta de los diez años con un 18.5% al igual que la informalidad con un 52%.

Se estima que el producto interno bruto de Panamá va a decrecer en el 2020 entre el 10% y el 15% a consecuencia de la crisis de la pandemia que afectó cinco actividades que en su conjunto aportan el 53% al crecimiento económico del país.



MÁS INFORMACIÓN