radioterapia con protones que solo ataca el tejido enfermo


Animación sobre la nueva terapia de protones puesta en marcha por la Clínica Universidad de Navarra.
CUN / YOUTUBE

La Clínica Universidad de Navarra ha presentado este este fin de semana en Madrid su nueva Unidad de Terapia de Protones, que empezará a tratar pacientes de cáncer en el primer trimestre de 2020, y ha supuesto una inversión de 40 millones de euros.

En un comunicado, este centro sanitario informa de este proyecto que incorpora, por vez primera en Europa, un equipo de tecnología Hitachi, presente en centros médicos académicos de referencia internacional en el tratamiento del cáncer.

Durante la presentación, el doctor Umberto Ricardi, director de la Sociedad Europea de Oncología Radioterápica (ESTRO), ha subrayado la necesidad de esta tecnología para aquellos pacientes que no son susceptibles de ser tratados con radioterapia convencional, que ha cifrado en un 25%.

La radioterapia con protones es la modalidad de radioterapia externa de mayor precisión, que aporta una mejor distribución de la dosis y, por tanto, menor irradiación de tejidos sanos y menor riesgo de tumores radioinducidos, según los expertos.

Su menor toxicidad permite aumentar la dosis en el tumor cuando sea necesario y, así, conseguir un mayor control local de la enfermedad.

La mayor precisión y menor toxicidad del tratamiento con esta tecnología hacen que la terapia de protones esté especialmente indicada para el tratamiento de niños y adultos de edad avanzada con enfermedades oncológicas situadas en las zonas más sensibles a la irradiación, como el cerebro, la médula espinal o los ojos, entre otras.

Las sesiones de radioterapia de protones tendrán una duración estimada de unos 25 minutos, la mayor parte de los cuales se destinan a la colocación y posicionamiento guiado por imagen. El tiempo de irradiación es, en la mayor parte de los casos, inferior al minuto.

“La llegada de la protonterapia —ha señalado el presidente de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), Carlos Ferrer— representa la incorporación de una tecnología que se halla ampliamente representada con más de 40 centros en todo el mundo, con más de 100.000 pacientes tratados”.

Entre otros hospitales, cuentan con esta tecnología centros como la Clínica Mayo y MD Anderson Cancer Center, en Estados Unidos, y Hokkaido University Hospital, en Japón.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
Facebook