¿Quieres tener un avión presidencial? México sortea el suyo a 25 euros cada boleto

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha confirmado este viernes en una conferencia que el próximo 15 de septiembre se rifará una bolsa de 2.000 millones de pesos (97.315.612 euros) del avión presidencial, un Boeing 787 valorado en 118.514.560 euros. Ha explicado que se repartirán en 100 premios de 20 millones de pesos (973.156 euros), y ha anunciado que lo que se recaude en el sorteo será destinado “para comprar equipos que se necesitan en los hospitales donde se atiende a la gente pobre del país”. El próximo 1 de marzo se pondrán a la venta seis millones de boletos a un precio de 500 pesos (25 euros) cada uno.

Por lo tanto, la rifa no es del avión en sí, sino de su valor equivalente. “Todo esto lo estamos haciendo para no tener prisa, es decir, el avión sigue en venta, pero al mismo tiempo se resuelve el problema porque se pagan los premios y lo que obtenga de la rifa es para los hospitales. El avión tiene dos años de mantenimiento hasta que se venda, y mientras se va a poder rentar”, ha explicado López Obrador.

El avión presidencial de México por dentro.
Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México

La rifa “nos va a permitir obtener, en general, si se venden todos los números, 3.000 millones de pesos (145.625.365 euros)”. De ellos, unos 2.500 millones se destinarán a la compra de equipo médico, y el resto se empleará en el mantenimiento del avión, que permanecerá en un hangar de un aeropuerto público a cargo de la Fuerza Aérea durante dos años.

El presidente ha criticado al gobierno anterior por la adquisición del avión y el problema que supone. “Este es un problema que nos heredaron los gobiernos faraónicos”, aunque ha querido pasar página enfatizando que “lo más importante es que se va a utilizar ese dinero para una causa humanitaria muy importante”. “El que compre un número, un cachito, está ayudándonos a resolver un problema“, ha declarado también.

Si bien el propósito final es vender el avión presidencial, los 2.000 millones de pesos en premios a los que tendrá que hacer frente el Gobierno saldrán del Instituto Para Devolver al Pueblo lo Robado, una institución pública que se dedica a subastar los bienes decomisados en operaciones contra la delincuencia.

El baño del avión presidencial de México.
El baño del avión presidencial de México.
Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México

Deshacerse del avión, una de sus principales promesas

Asimismo, López Obrador ha aclarado que, por el momento, hay una empresa interesada en rentar el avión durante un año, mientras esté a cargo de la Fuerza Aérea, con lo que el Ejecutivo se ahorraría más costes.

El presidente mexicano ha pedido la ayuda de los empresarios para dar salida a estos boletos y dijo que se reunirá con 100 de ellos el próximo miércoles 12 de febrero en el Palacio Nacional para convencerlos de comprar números y que “los entreguen a sus trabajadores o los dediquen a la promoción de sus tiendas o empresas”.

Dormitorio del avión presidencial de México.
Dormitorio del avión presidencial de México.
Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México

La idea de deshacerse de la aeronave es una de las principales promesas de López Obrador, quien viaja en vuelos comerciales a sus giras al criticar que el Boeing 787 adquirido en 2015 representa un lujo excesivo de sus predecesores que va en contra de su política de austeridad.

“Nos estamos ahorrando mucho viajando en las lineas aéreas comerciales. Ofrecemos disculpas a los que nos acompañan y a veces se molestan”, ha ironizado el presidente sobre sus viajes en vuelos comerciales. “Por lo general, yo informo donde voy para que el que no quiera viajar conmigo procure comprar para otro día”, bromeó.

Así es por dentro el avión presidencial

Se trata de un Boeing 787 Dreamliner de configuración especial que fue bautizado como ‘José María Morelos y Pavón’. El Gobierno de México lo adquirió en 2012 por 218 millones de dólares (198.752.052 euros) y ha realizado 214 viajes durante los dos años y 10 meses que se utilizó.

Mide 57 metros de largo y tiene capacidad para transportar a 80 pasajeros. Además, cuenta con una zona privada para el descanso del presidente, una sala de reuniones y otra sala reservada para la prensa que acompaña al mandatario durante las giras y actos.

El José María Morelos y Pavón, tiene una autonomía de vuelo de 20 horas, y puede recorrer más de 13.000 kilómetros con una sola carga de combustible.

MÁS INFORMACIÓN