“Quieren mantener al príncipe Andrés lejos de la reina”


A pesar de vivir en el Apartamento 1A, una lujosa vivienda en el Palacio de Kensington en Londres, el príncipe Guillermo y Kate Middleton están decididos a mudarse de esta residencia real de cara a verano.

Según los medios británicos, los duques de Cambridge, junto a sus tres hijos, harán las maletas hacia Windsor, donde la reina Isabel II reside en su castillo. Por este motivo, muchos son los que teorizan sobre el verdadero motivo de su mudanza.

Algunos apuntan que quieren alejarse del mundanal ruido de la capital y vivir en un ambiente más tranquilo, mientras que otros señalan que este cambio se debe a que podrán estar más cerca de la familia de Kate Middleton.

Pero es inevitable pensar que la cercanía con la monarca, que este mes cumple 96 años, es un factor determinante en esta decisión. Sin embargo, una fuente aseguró al diario The Sun que podría haber un motivo oculto en estar cerca de la reina.

“Por encima de todo, los duques quieren mantener al príncipe Andrés alejado de la reina. Su presencia junto a ella durante la misa de Felipe de Edimburgo dejó consternados tanto a Guillermo como a su padre [el príncipe Carlos], quienes no están conformes con que el príncipe Andrés pase tanto tiempo con su madre después de lo sucedido”, aseguró este testimonio refiriéndose a la demanda por abuso sexual que finalmente zanjó con un acuerdo extrajudicial.

Según The Mirror, el príncipe heredero hizo todo lo posible para que su hermano no tuviera un papel tan predominante en el homenaje por su padre, que falleció hace casi un año. Pero, finalmente, no fue así y el duque de York, que siempre ha sido el hijo predilecto de Isabel II, acudió agarrado de su brazo hasta su asiento en la abadía de Westminster.



MÁS INFORMACIÓN