¿Qué pasa en San Francisco?


En menos de 10 días, tres hombres fueron asesinados en el corregimiento de San Francisco, área comercial y residencial de la ciudad de Panamá, donde viven más de 52 mil personas.

El último incidente se registró el pasado viernes en el PH Diamond Tower, cuando Juan David Peláez Guzmán fue acribillado a tiros. Ocho días antes, el sábado 28 de agosto, fue asesinado en los estacionamientos de Multiplaza, Ovidio Omar Castro, alias Tulip, conocido por la Policía como el capo de Nuevo Veranillo (San Miguelito). Tres días antes de este suceso, el miércoles 25 de agosto, fue ultimado a balazos Alexander Ricardo García Vergara, en un restaurante de la Calle 70. Que estos crímenes se cometieran en sitios concurridos por la ciudadanía enciende las alarmas.

Tristemente podemos confirmar que San Francisco es área roja. No era suficiente con el desastre urbanístico. Ahora la inseguridad es la cereza del pastel del fracaso”, se lee en la cuenta de Twitter de San Francisco SOS.

Sobre el homicidio de Peláez Guzmán, las autoridades manifestaron que había sido condenado a 90 meses de cárcel por tráfico de drogas, pero gozaba de libertad vigilada. En su apartamento, las autoridades encontraron 11 kilos de droga.

Juan Pino, ministro de Seguridad Pública, aseguró que estos tres crímenes están relacionados “con ajuste de cuentas por el tráfico de drogas”. Recientemente, el director de la Policía Nacional, John Dorheim, minimizó los sucesos y, por el contrario, dijo: “nosotros vivimos en un paraíso. Son hechos aislados de criminales”. Añadió que están desarrollando acciones en contra de esos grupos y reiteró que Panamá “es un país seguro”.

Carlos Pérez Herrera, representante de San Francisco, considera que esta violencia “es foránea” y, al igual que las autoridades de seguridad, habla de “ajustes de cuentas” entre bandas criminales. Advirtió que debido al crecimiento económico y el surgimiento de nuevos locales comerciales, hay mucha gente que entra y sale del corregimiento, por lo que hay mayor vulnerabilidad. Reconoció que existe una buena coordinación con la Policía en el aspecto de los patrullajes y vigilancia en la zona. Dijo además que se trabaja en la ampliación del sistema de cámaras de videovigilancia que opera en la mayor parte de San Francisco.

Mientras, el exsubdirector de la extinta Policía Técnica Judicial, Javier Chérigo, consideró que este tipo de casos está ligado a rencillas entre bandas que se disputan el control del mercado de la droga. Estimó que se debe analizar caso por caso, para entonces establecer patrones y líneas de acción. Mencionó que los recursos económicos de las personas que forman parte de estos grupos les permiten vivir en áreas de clase media alta.

En la vía Fernández de Córdoba

Ayer, en la tarde, otro hecho volvió a poner el tema de la seguridad ciudadana en el centro del debate. En horas de la tarde, dos personas resultaron heridas en medio de un tiroteo en la vía Fernández de Córdoba, en la capital, y en el límite con San Francisco.

Según los primeros informes, estas personas viajaban en una camioneta blanca cuando fueron interceptadas por sicarios. Testigos relataron que escucharon unas 20 detonaciones de bala.



MÁS INFORMACIÓN