qué es una autoliquidación complementaria


Este miércoles 6 de abril arranca el plazo para presentar la declaración de la Renta y Patrimonio correspondiente al ejercicio económico del año pasado por Internet en la sede electrónica de la Agencia Tributaria. 

Desde este día se podrá confeccionar el borrador de la Renta para su presentación ante Hacienda pero, ¿qué sucede si se comete algún fallo al cumplimentar el borrador? ¿Qué es una autoliquidación complementaria?

Como subraya la Agencia Tributaria, se consideran autoliquidaciones complementarias “las que se refieran a la misma obligación tributaria y período que otras presentadas con anterioridad y de las que resulte un importe a ingresar superior o una cantidad a devolver o a compensar inferior al importe resultante de la autoliquidación anterior, que subsistirá en la parte no afectada”.

¿Cuándo se puede presentar y en qué consiste?

En este sentido, solo se puede presentar una autoliquidación complementaria en estos casos: 

  • Para solicitar la devolución o la compensación de una cantidad menor.
  • Para realizar un ingreso por un importe mayor.

Por tanto, si un contribuyente considera que una autoliquidación ha perjudicado sus intereses, solo “podrá obtener la compensación del perjuicio que haya experimentado iniciando un procedimiento de rectificación de autoliquidación”.

“La presentación de una autoliquidación complementaria se realiza cuando el error ocasionado ha sido en perjuicio de la Hacienda Pública”, añade la Agencia Tributaria. En estos casos, se deberá regularizar la situación mediante la presentación del modelo correspondiente del ejercicio en el que tuvo lugar el error marcando la casilla de ‘Complementaria’.

Así, a diferencia de las declaraciones que pueden ser complementarias o sustitutivas, las autoliquidaciones “solo pueden ser complementarias y nunca pueden tener carácter de sustitutivas” y, por tanto, siempre dan como resultado “una cuantía favorable a la Administración”.



MÁS INFORMACIÓN