¿Qué es la línea Kármán y por qué es un hito el viaje de Jeff Bezos al espacio a bordo del Blue Origin?


Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, ha conseguido llenar una vez más todas las portadas al lograr cumplir con éxito el primer vuelo suborbital sin piloto con una tripulación civil. Su compañía, Blue Origin, ha completado esta meta este martes, 20 de julio.

Hoy será el día en el que Jeff Bezos ponga rumbo al espacio. El fundador de Amazon se mostraba emocionado, horas antes de emprender el vuelo. Será hoy a las 3 de la tarde, hora española. Un viaje que rompe varios records. En la nave viajan una piloto veterana de 82 años y un estudiante de apenas 18, que se convertirán en las personas de mayor y de menor edad en viajar fuera de nuestro planeta.

Poco más de una semana después de que el multimillonario Richard Branson volara al borde del espacio con su compañía Virgin Galactic, Bezos ha hecho lo mismo a bordo de un cohete y una cápsula desarrollados por Blue Origin, la empresa espacial privada del fundador de Amazon. Ha superado los 100 kilómetros de altitud y allí la tripulación ha experimentado varios minutos de ingravidez.

Este ha sido el primer lanzamiento con tripulación del cohete New Shepard de Blue Origin. ¿Por qué es tan importante? Bezos ha hecho historia por participar en el primer vuelo suborbital sin piloto con una tripulación civil -a diferencia del avión espacial Unity de Virgin Galactic, el cohete y la cápsula New Shepard vuelan de forma autónoma, sin pilotos a bordo-.

Vuelo Blue Virgin

Pero no solo eso: ya sabemos que a los ricos más ricos del mundo les gusta dar que hablar y para más expectación este vuelo ha contado con la persona de mayor edad en llegar al espacio y la más joven. Wally Funk, de 82 años, es una ex piloto de pruebas que fue una de las mujeres de Mercury 13 que se entrenaron en la década de 1960 para demostrar que las mujeres podían cumplir con los estándares de la NASA para su cuerpo de astronautas. Por su parte, con solo 18 años, el adolescente holandés Oliver Daemen se ha convertido en el astronauta más joven en salir al espacio.

Además, la cápsula de Blue Origin también está diseñada para alcanzar una altitud mayor que el vehículo de Virgin Galactic. El borde del espacio a menudo está definido por la llamada línea de Kármán, a una altitud de 100 kilómetros. Mientras que la cápsula New Shepard vuela por encima de la línea Kármán, la nave de Virgin Galactic alcanzó una altitud de alrededor de 53 millas durante el vuelo de Branson.

Bezos y el resto de la tripulación salen de la cápsula después del exitoso vuelo.

En tan solo 10 minutos de viaje Bezos ha logrado tachar de la lista unos cuantos hitos que sin duda le colocarán en las páginas de la historia. No solo eso: este lanzamiento es un paso importante para Blue Origin, cuyo objetivo próximo son los viajes espaciales de alto precio para turistas. La compañía espera comenzar vuelos operativos con pasajeros de pago en un futuro cercano.

La carrera espacial de los multimillonarios

A diferencia del trayecto que hizo hace poco más de una semana desde Nuevo México el multimillonario Richard Branson, en el viaje de Bezos y sus acompañantes superaron la línea imaginaria de Kármán, situada a 99,7 kilómetros de la Tierra y que en algunos ámbitos científicos se acepta como la división entre la atmósfera terrestre y el espacio exterior.

Desde este martes Bezos es otro multimillonario que se erige en pionero del turismo más allá del planeta, después de que Branson, a sus 70 años, alcanzará las fronteras del espacio a bordo de un avión fabricado por su compañía Virgin Galactic, con el que, a una velocidad tres veces superior a la del sonido, cruzó los 80 kilómetros de altura.

En ese punto, Branson y los otros cinco ocupantes del plateado avión VSS Unity experimentaron también la ingravidez, por casi unos cuatro minutos, y pudieron observar la curvatura de la Tierra.

A Branson y Bezos se suma Elon Musk, el fundador del fabricante de coches eléctricos Tesla y de SpaceX, la firma contratista de la NASA que ya ha enviado astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI) y que hacia fines de este año espera llevar a cabo el primer viaje tripulado con fondos privados al espacio.

Musk, que trabaja en proyectos para fundar bases terrestres en Marte durante este siglo, no tiene por el momento intenciones de surcar él mismo las fronteras de la atmósfera terrestre.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: