Putin planeaba la deportación forzosa de dos millones de ucranianos

La guerra en Ucrania cumple los 80 días de duración y se encuentra en un punto en el que Rusia no consigue sus objetivos y Ucrania no puede desembarazarse de los invasores.

Las cosas no están yendo como Vladimir Putin tenía planeado y ahora se ha sabido que los planes del presidente ruso eran muy ambiciosos. El Daily Mail revela este sábado que, según unos documentos del Kremlin a los que ha tenido acceso, Rusia planeaba la deportación forzosa de hasta dos millones de ucranianos.

Los documentos revelan cómo se establecieron 1.310 centros de tránsito para detener a los ucranianos capturados. En realidad, Putin sí que ha cumplido parte de sus planes: alrededor de 1,2 millones de ucranianos ya han sido llevados a Rusia, algunos transportados más de 8.000 km a aldeas remotas en Siberia, cerca de la frontera con Corea del Norte o incluso a una isla rusa en el Pacífico cerca de Japón.

Las instalaciones de tránsito y las evacuaciones forzadas a partes remotas de Rusia están vinculadas a un sistema de los llamados “campos de filtración”, establecidos en el territorio ucraniano ocupado para capturar a los que se consideran enemigos de su estado y canalizar a otros hacia Rusia.


Fuentes ucranianas han revelado también que miles de detenidos por las tropas de Vladimir Putin también están siendo empleados en trabajos forzados. Se les ordena registrar los edificios ucranianos destruidos en busca de municiones sin explotar y deshacerse de las pruebas de matanzas masivas.

“Los envían como escudos humanos para caminar alrededor de edificios que no están completamente destruidos y que pueden contener explosivos”, dijo Liudmyla Denisova, defensora de los Derechos Humanos de Ucrania.

También se ordena a los trabajadores forzosos que recojan, quemen o entierren los cuerpos de otros ucranianos, como los de los 600 que murieron en los bombardeos mientras se escondían en el sótano del Teatro de Mariúpol hace dos meses.

MÁS INFORMACIÓN