puede producir la muerte en 24 horas


Las temperaturas comienzan a aumentar en la península con valores totalmente veraniegos que, además, se van a mantener durante el fin de semana. Es por ello que ya se comienza a hablar de los peligros del sol y del calor. 

Uno de los más conocidos es el golpe de calor, una afección que se produce cuando la temperatura del cuerpo aumenta rápidamente sin remedio y que puede ser fatal si provoca daños en los órganos vitales, como el cerebro, tal y como informan desde Mayo Clinic. 

El golpe de calor puede causar fiebre de 40ºC o más, confusión y cambios en el comportamiento, agitación, náuseas, vómitos, piel enrojecida, respiración agitada, pulso acelerado, dolor de cabeza e, incluso, desmayos.

¿Cuánto dura el golpe de calor?

El golpe de calor puede aparecer sin que se hayan dado anteriormente otras afecciones menores relacionadas con la temperatura corporal, como el agotamiento por calor. 

Así, es importante saber que un golpe de calor puede darse y desarrollarse de manera muy rápida y, en cuestión de una hora, la víctima de esta afección puede encontrarse en estado grave. 

En rasgos generales, el golpe de calor se produce en un tiempo de entre 1 a 6 horas, mientras que el estado de mayor gravedad, si no se pone remedio para bajar la temperatura corporal, puede ocasionar la muerte en menos de 24 horas. 

Por ello, es conveniente identificar rápido los síntomas del golpe de calor y poner soluciones para bajar la temperatura corporal a la vez que se llama al número de emergencias. Entre los primeros auxilios que se pueden llevar a cabo se encuentran: 

  • Sacar a la persona del calor y ponerla en un lugar fresco, a la sombra.
  • Quitarle el exceso de ropa.
  • Bañar a la persona con agua fría.
  • Rociarla con una manguera.
  • Pasarle una esponja con agua fría.
  • Abanicarla mientras la rocías con agua fría.
  • Colocarle compresas de hielo o toallas húmedas frías en el cuello, las axilas y la ingle.
  • Cubrirla con sábanas húmedas frías.
  • Hacer que la persona beba agua fría para rehidratarse, si puede hacerlo. (No deben ser bebidas azucaradas, con cafeína o alcohólicas. Evita también las bebidas muy frías, ya que pueden provocar calambres estomacales”.



MÁS INFORMACIÓN