puede matar virus como el VIH o el coronavirus


La pandemia ha reavivado la búsqueda de sistemas que permitan eliminar los virus de espacios y superficies, a fin de proteger a las personas de los contagios en el caso de brotes pandémicos como el que aún vivimos.

Con este fin, no obstante, no siempre se han sabido emplear todas las herramientas disponibles. Así lo pone de manifiesto una investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Toronto (Canadá), que explican que el potencial de la luz ultravioleta para esta meta ha sido “infrautilizado”.

Tan eficaz como los desinfectantes químicos

Y es que, tan y como exponen en el medio científico Virology, los led de luz ultravioleta tiene el potencial de acabar con esporas de determinadas especies bacterianas y con virus como el SARS-Cov-2 o el VIH.

Los autores del trabajo comprobaron este efecto probando la eficacia de la luz ultravioleta en esporas de la especie Bacillus pumilus, una bacteria que se encuentra naturalmente en el suelo y que por tanto está habitualmente expuesta a la radiación ultravioleta emitida por otra fuente, el sol.

En este caso, observaron que los led de luz ultravioleta eran capaces de inhibir el crecimiento de las esporas tras tan sólo 20 segundos de exposición.

De modo similar, generaron pequeñas gotas que contenían virus como el coronavirus o el VIH, simulando una forma común de contraer infecciones víricas debido a la dispersión del patógeno al sangrar, toser o estornudar.

Al exponer estas gotas a la luz ultravioleta durante apenas 30 segundos, la capacidad infectiva de los virus disminuía en un 93%.

Sí que es cierto que la eficacia variaba en función de la concentración del virus en la gota, pero incluso en concentraciones muy altas e improbables en un entorno natural la infectividad descendía hasta en un 88%.

Esta eficacia, señalan, es comparable a la de numerosos desinfectantes químicos que han venido utilizándose en los últimos años para la misma finalidad.

Precauciones sencillas

La aplicación de esta tecnología con el fin de eliminar partículas víricas de superficies, no obstante, debe ir acompañada de una serie de precauciones. Y es que la luz ultravioleta puede ser dañina para las personas.

No obstante, este problema es fácil de solucionar, aplicando la luz en los espacios públicos sólo cuando estén vacíos.

El uso de lámparas led de luz ultravioleta, además, únicamente requiere de las bombillas específicas, ya que normalmente son compatibles con todo tipo de instalación corriente. Por ello, se trata de un medio de desinfección barato, seguro y fácil de implementar ante la eventualidad de brotes epidémicos.



MÁS INFORMACIÓN