Proyecto que permite uso del FAP en crisis sanitaria es aprobado en tercer debate


El pleno de la Asamblea Nacional aprobó en tercer debate el proyecto de ley 296, “que adopta una Ley General sobre medidas de emergencia para afrontar la crisis sanitaria causada por la pandemia del Covid19”.

El texto plantea una serie de medidas generales, como adoptar medidas para preservar los trabajos, facilitar el acceso a recursos económicos a los sectores afectados y flexibilizar los objetivos de déficit fiscal, así como efectuar gastos y traslados de partidas para ayudar a personas y empresas que sufran las consecuencias de la crisis.

En su recorrido parlamentario, buena parte del debate se centró en el eventual uso del Fondo de Ahorro de Panamá (FAP) como instrumento financiero para generar los recursos necesarios para enfrentar la crisis.

Los representantes del Banco Nacional de Panamá (BNP) señalaron en sus intervenciones en el hemiciclo que la intención del Ejecutivo es mantener el FAP invertido y solicitar un crédito contra estos activos. El FAP, valorizado actualmente en $1,325 millones e invertido en Estados Unidos, no se vería reducido, sino que se utilizaría como aval para solicitar un préstamo de unos $1,000 millones que se depositarían en el BNP y servirían para apoyar al Estado en esta coyuntura.

El Gobierno, a través del Ministerio de Economía y Finanzas, está buscando otras fuentes de recursos, como la emisión de deuda de $2,500 millones efectuada este jueves o financiamientos con distintas instituciones bancarias multilaterales. El apoyo de FAP, dijeron, sería utilizado en última instancia, pero prefieren tener esos recursos en Panamá y líquidos para poder utilizarlos de ser necesario. Si esto sucede, el Ejecutivo se comprometió a devolver los fondos que utilice.



MÁS INFORMACIÓN