Pronóstico apunta al alza en precios del petróleo y derivados


Los precios del barril del petróleo para los próximos meses se proyectan entre $60 y $70 con lo cual sus derivados también tendrían un impacto en el bolsillo de los consumidores.

El precio del petróleo está directamente relacionado con el excedente que hay en la producción de los países petroleros pero también influye la demanda de los clientes finales.

Ayer, los precios del petróleo terminaron al alza por la perspectiva de un repunte de los viajes en varios países europeos.

El Brent del mar del Norte para entrega en junio terminó con ganancia de 1.95% en 68.88 dólares en Londres.

En tanto, el barril de WTI para entrega en junio cerró en Nueva York con un alza de 1.86% a 65.69 dólares.

Como consecuencia de las medidas que se adoptaron tras el inicio de la pandemia, a principios de 2020 el consumo de los derivados se vino abajo, con lo cual también se redujo el precio de venta a los consumidores al punto que en un momento el precio del petróleo estuvo en cero.

“Los miembros de la OPEP siempre están tratando de manejar la cantidad de ese producto que está en el mercado”, explica Richard Capuchino, analista seniors de la empresa American Oil, con sede en Houston, Estados Unidos.

Capuchino participó ayer en un conversatorio con periodistas organizado por la secretaría Nacional de Energía donde se analizó el mercado de petróleo a nivel global y local.

Para tratar de impactar en alza de los precios del petróleo, Arabia Saudita uno de los mayores productores de crudo del mundo, al igual que Rusia, han hecho recortes de producción durante los últimos meses. También influyen otros factores como los huracanes en el área donde están ubicadas las refinerías, o incluso, la declaración de un político o presidente de uno de los países productores del oro negro.

Detalló Capuchino que como consecuencia de la pandemia se redujo el consumo de jet fuel que utilizan los aviones, así como también la gasolina de vehículos debido al control de la movilidad que se impuso casi en todos los países del mundo.

Sin embargo, ahora con la reactivación económica algunos países han comenzado a aumentar el consumo.

En Panamá la Secretaría Nacional de Energía divulga cada 14 días los precios topes de los combustibles con base al mercado internacional y bajo una regulación aprobada desde 2008.

Paula Mesé, encargada de calcular y registrar los precios de los combustibles en la Secretaría de Energía, asegura que esta fórmula es una de las mejores forma de darle un precio estable al consumidor, pese a que en otros países como Estados Unidos la variación de precios de los combustibles para los consumidores se da a conocer diariamente, tal como ocurre con el petróleo.

Igual criterio tiene el consultor Harry Quinn al señalar que es uno de los mejores métodos que hay en Centroamérica para establecer el precio de los derivados en el mercado local. Asegura que con un periodo de 14 días hay un menor riesgo y se puede administrar mejor el mercado. “Eso le complicaría más la vida al consumidor”, responde Quinn, en caso de que se hiciera una estimación de precio en un periodo más corto. Al respecto, Mesé reitera que los 14 días son el promedio justo.



MÁS INFORMACIÓN

A %d blogueros les gusta esto: