Producción de bebidas alcohólicas pierde $300 millones en ventas


Las medidas de restricción en la venta de bebidas alcohólicas en Panamá por la crisis sanitaria ha provocado una caída del 40% en la producción, lo que representa aproximadamente $300 millones a precio de consumidor.

Versión impresa

Juan Antonio Fábrega, miembro directivo del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) y vicepresidente de Asuntos Corporativos de Cervecería Nacional dijo que a la industria le tomará de 2 a 3 años regresar a los niveles de ventas del 2019.

Fábrega considera que las medidas de restricción de venta anteriores y actuales para algunos canales y clientes han tenido un impacto negativo para la industria, lo cual se refleja en la reducción de la producción nacional a la fecha.

Cifras de la Contraloría General de la República, detallan que en de enero a septiembre de 2019 la producción de bebidas alcohólicas fue de 193 mil 975 litros y este año es de 118 mil 189 litros.

En el segmento de cerveza la producción cayó un 39% con 111 mil 759 litros; seco -30.3% con 2 mil 394 litros; ron -14.4% con 3 mil 048 litros, ginebra -37.7% con 935 litros y otros licores -61.5%.

Regístrate para recibir contenido exclusivo

En marzo de este año, el Gobierno Nacional promulgó el Decreto Ley No. 507, en donde se ordenaba una ley seca, posteriormente mediante el Decreto Ejecutivo No. 612 de 8 de mayo de 2020, se flexibilizó la norma, y se levantó la prohibición estableciendo ciertos parámetros que cumplir (1 six Pack de cerveza o una botella de licor).

Un mes después mediante el Decreto Ejecutivo No. 730 de 18 de junio de 2020, se modificó el artículo 2 del Decreto Ejecutivo No. 612 de 2020,y se autorizó la distribución venta y consumo de bebidas alcohólicas en todo el territorio nacional, bajo los siguientes parámetros y restricciones: La venta solo podrá realizar en los establecimientos comerciales que cuenten con la debida autorización para el expendio de bebidas alcohólicas; únicamente se podrá vender al detal y en envases cerrados; y la venta de bebidas alcohólicas será para consumo personal y domiciliario, dentro del marco de las restricciones de movilidad vigentes.’

125

millones de dólares anuales genera la producción de bebidas alcohólicas en concepto de Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) e ITBMS.

39%

cayó la producción de cerveza.

Para Fábrega estas medidas afectaron tremendamente a la industria, por lo que se tuvo que proceder a tomar medidas de mitigación para proteger la mayor cantidad de empleos posibles.

VEA TAMBIÉN: Sucursales del Banco Nacional de Panamá volverán atender en horario regular a partir del lunes

Sin embargo, no todos los puestos de trabajo se pudieron mantener activos, por lo que hubo que recurrir a la suspensión de contratos de trabajo para evitar la pérdida permanente de puestos de trabajo.

Agregó que actualmente a la industria le preocupa que se esté restringiendo la libre comercialización de las bebidas alcohólicas a través de Decretos Alcaldicios en algunos distritos del país, ya que el Artículo 1 del Decreto Ejecutivo No. 612 de 2020, modificó el artículo 7 del Decreto Ejecutivo 507 de 24 de marzo de 2020, estableciendo que “mientras dure el Estado de Emergencia Nacional, la distribución, venta y consumo de bebidas alcohólicas queda sujeto a las disposiciones emitidas por el Órgano Ejecutivo, que en todo momento atenderá a la situación sanitario a nivel local, provincial y nacional dictaminadas por la autoridad sanitaria”.

“Las Alcaldías no tienen la autoridad para emitir Decretos Alcaldicios de restricciones de bebidas alcohólicas, ya que de acuerdo con el Decreto Ejecutivo No. 612 esta autoridad es del Órgano Ejecutivo a nivel nacional”, señaló.

La industria genera aproximadamente 6 mil empleos directos y más de 40 mil empleos indirectos, de los cuales Fábrega aseguró que se han tratado de mantener la mayor cantidad de empleos posibles. Sin embargo, la pérdida de empleos directos es menor a la de los empleos indirectos, por las restricciones de venta para algunos canales de distribución actualmente.

El economista Augusto García, señaló que aunque ha sido una de las industrias afectadas por las restricciones aplicadas por el Órgano Ejecutivo para frenar la pandemia, se va a recuperar pronto.

VEA TAMBIÉN: Productores bocatoreños reciben apoyo para poder comercializar productos

“Esta es una industria que tiene una capacidad de recuperarse mucho más rápido, ya que las personas poco a poco aumentarán su consumo y son productos que tienen una alta demanda”, manifestó.

Pronóstico 2021

Hay mucha incertidumbre en el ambiente sobre el año 2021 todavía, por lo que es muy difícil pronosticar el comportamiento de la industria para el próximo año, expresó el empresario.

“En la medida en que se vayan levantando todas las medidas restrictivas a la industria de bebidas alcohólicas y sus canales de distribución, y que vayamos regresando a la normalidad, en esa medida mejorará la posición económica de la industria y consecuentemente recuperaremos los puestos de empleo perdidos o suspendidos a la fecha”, agregó.

La industria de bebidas alcohólicas representa aproximadamente 1.3% del producto interno bruto (PIB) y genera al fisco aproximadamente 125 millones de dólares anuales en concepto de Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) e ITBMS.



MÁS INFORMACIÓN